Violencia sin avances ni retrocesos

El sacerdote del Cristo de las Noas de Torreón, uno de los sectores más afectados por las pandillas y el crimen, dijo que el hambre y desempleo prevalecen, lo que debe atender el próximo gobierno.

Torreón

El sacerdote y encargado del santuario del Cristo de las Noas, José Rodríguez Tenornio, señaló que la violencia no ha tenido avances ni retrocesos, pues el hambre y desempleo prevalecen.

Reconoció que en el oriente de Torreón una de las zonas con mayor conflicto en la ciudad hasta hace dos años, tiene un cambio ya en su dinámica de vida y aseguró que la Policía Municipal y Ejército dejaron de difundir el terror en ese sector.

En colonias como la Primero de Mayo, Victoria, Durangueña y San Joaquín, regresaron familias que hasta diciembre de 2012 se fueron a otras partes, a causa de la guerra de pandillas como de las del crimen organizado.

Convocó al próximo gobierno de Miguel Riquelme a atender la pobreza, donde dijo está la clave para combatir la violencia y no sólo con detenciones.