Plastinación, método más usado para embalsamar

Asegura no sólo la conservación del cuerpo, sino que además no se requieren cuidados especiales para evitar que se descomponga, señaló el autopsista Juan Manuel Bueno Reza.

Matamoros

Vecinos aledaños al panteón civil municipal “San Francisco”, comentaron que hace muchos años que no se aparece el “vampiro” afuera de su cripta. Lo que pasa es que ya no acude nadie al mausoleo que se encuentra casi al centro del cementerio en mención, donde descansan los restos del doctor Rodolfo Ceballos, que fue embalsamado y cada día de muertos lo sacaban de su tumba.

A decir de algunos vecinos que tienen sus viviendas en las colonias Zacatillo y Monte Calvario, que prácticamente están junto al camposanto, les daba miedo que los familiares del profesionista fallecido, lo sacaran de la cripta y lo sentaran en una silla, cruzado de piernas y vestido de una forma muy elegante, que lo equiparaban con un vampiro.

El reconocido autopsista, Juan Manuel Bueno Reza, señaló que embalsamar un cuerpo no es nada nuevo, pues ya lo practicaban los egipcios, miles de años atrás, pero con los avances de la ciencia, cada vez se consiguen mejores resultados.

Actualmente, el método más utilizado es el llamado “plastinación”, que asegura no sólo la conservación del cuerpo, sino que además no se requieren mayores cuidados especiales para evitar que se descomponga.

Embalsamar a aquellas personas que fallecieron, ha sido toda una tradición, literalmente hablando, por miles de años, en aquellos tiempos se usaron hierbas y químicos naturales, en los días de los antiguos egipcios, o usando métodos modernos en los confines de una casa funeraria. El embalsamamiento tiene una historia interesante, aunque sólo se debe de llevar a cabo por profesionales certificados.