Hoteleros se blindan contra extorsiones telefónicas

En La Laguna, instalaron tecnología de punta y capacitaron a su personal, para evitar problemas de inseguridad que afecten la integridad de sus visitantes.
Hoteleros de la Comarca Lagunera implementan acciones de blindaje contra las extorsiones telefónicas a huéspedes.
Hoteleros de la Comarca Lagunera implementan acciones de blindaje contra las extorsiones telefónicas a huéspedes. (Manuel Guadarrama)
(Milenio Radio)

Torreón

Hoteleros de la Comarca Lagunera implementan acciones de blindaje contra las extorsiones telefónicas a huéspedes. Según el gerente de un establecimiento de este tipo, ubicado en la zona Dorada de Torreón, a la semana se reciben al menos cinco llamadas a la semana con intentos de extorsión a los clientes.

Instalaron tecnología de punta y capacitaron a su personal para evitar, en la medida de lo posible, problemas de inseguridad que afecten la integridad de sus visitantes.

Entre las medidas que manejan se encuentra el sistema de alarmas ADT, botones de pánico, asistencia tanto telefónica como física, acceso al hotel con llave donde después de las once de la noche se bloquea la llave principal y solo entran las personas hospedadas, así como intercomunicador para que el recepcionista nocturno tenga comunicación con quien llegue en ese horario.

Se implementó a nivel corporativo comunicación directa con clientes y el resultado fue favorable. En las llamadas de extorsión, los delincuentes piden comunicación a números de cuarto al azar pidiendo hablar a la habitación.

[b]Se capacita al personal[/b]

En caso de que tengan el nombre de la persona, los recepcionistas se contactan primero con el huésped y si se autoriza la llamada se le transfiere, pero si no, se rechaza y no se le contacta al cliente.

A la fecha reciben de cuatro a cinco llamadas a la semana, cuelgan y a los cinco minutos vuelven a hablar. Es el método que utilizan día con día, por lo que trabajan con el personal para evaluar los diferentes casos en los que se puede presentar la extorsión.

Por otra parte, los botones de pánico son las alarmas conectadas con la central de un proveedor, quien en cuando se detona, avisa a las corporaciones policiacas, pero hasta el momento no ha sido necesario.

El encargado de un hotel del bulevard Independencia, mencionó que en lo que toca a su establecimiento, se implementó contratar mayor personal. "Nosotros trabajamos con empresas externas de seguridad, pero sí se tienen que verificar procedimientos para la selección de su personal"