Epifanías históricas

En el Museo de Arte Sacro se conservan obras del siglo XVI y luego de la fundación de la ciudad de Durango, especialmente sobre el desarrollo que hubo en la diócesis.
Museo de Arte Sacro en Durango.
Museo de Arte Sacro en Durango. (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango

El Museo de Arte Sacro de la ciudad de Durango relata en sus salas, la historia de la diócesis que administró esos territorios y guarda también una parte primordial de la vida local.

José Alonso Martínez, guía custodio, habla que algunas de las piezas datan del siglo XVI, luego de la fundación de la ciudad y todo el desarrollo que ha habido en el centro de la diócesis.

“Se comenzó hace cinco años y se hizo la conservación de las piezas de arte. En su mayoría fueron los retablos que estaban y fueron removidos en el siglo XIX. Hay muebles litúrgicos y esculturas y pinturas”.

Recuerda también que de las primeras actividades que se realizaron, fue la restauración de algunos retablos, además de la colección de elementos emblemáticos de cada una de las épocas por las que ha pasado la Iglesia católica en Durango.

El Museo de Arte Sacro incluso tiene un mueble adquirido por el Obispo Benito Crespo, el tenebrario y que es el único en su tipo en el estado. “Es uno de los más emblemáticos, el tenebrario es único en su tipo. No hay otra igual y data del siglo XVIII”, remarcó Martínez.

En el recinto cultural se conservan obras del siglo XVI y arte moderno hasta el siglo XIX.

El costo de entrada es de 15 pesos, pero estudiantes y personas de la tercera de edad pueden obtener un descuento presentando una credencial vigente.