Corett y Sedatu firman convenio con el municipio

Buscan dar certidumbre de la tierra a los propietarios de lotes y terrenos en Gómez Palacio, así como otorgar las facilidades a los ciudadanos para tramitar las escrituras.
Este programa facilitará el proceso de escrituración de cuando menos seis mil propiedades de Gómez Palacio.
Este programa facilitará el proceso de escrituración de cuando menos seis mil propiedades de Gómez Palacio. (Milenio)

Gómez Palacio

Con el fin de dar certidumbre de la tierra a los propietarios de lotes y terrenos en Gómez Palacio, el alcalde José Miguel Campillo firmó un convenio con dependencias federales para dar facilidades a los ciudadanos, especialmente los de escasos recursos económicos, para que puedan tramitar y obtener las escrituras de sus propiedades.

El convenio de colaboración fue firmado con la Comisión Reguladora para la Tenencia de la Tierra (CORETT) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), en busca de darle a las familias que viven en zonas irregulares o invadidas, la obtención de escrituras que represente un dominio legal sobre su patrimonio.

El delegado estatal de la Corett, Gabriel Arce Rodríguez, dijo que se busca quitar todas las trabas para resolver las problemáticas existentes en la posesión de viviendas o predios.

Campillo Carrete señaló que esta falta de "papeles" de dominio sobre las propiedades, ocasiona también que los posesionarios no inviertan en el mejoramiento físico de sus predios, por no estar seguros de que pueden conservarlo como un patrimonio para sus familias.

Con esta firma, las dependencias como la Corett y la Sedatu, pueden llegar a financiar hasta 10 mil pesos en el costo de una escritura que normalmente valdría 12 mil pesos, lo que da una idea de las bondades de ese programa, además de que los saldos restantes se podrán pagar en parcialidades, según las condiciones socioeconómicas de los beneficiarios.

El funcionario federal precisó que este programa que se desarrollará en Gómez Palacio, facilitará el proceso de escrituración de cuando menos seis mil propiedades, entre viviendas, lotes y solares, que se encuentran en incertidumbre legal.