Congreso aprueba ley para combatir la pobreza extrema

También tiene como objetivo la prevención y procurar la igualdad de oportunidades en Coahuila, para todos los habitantes.

Saltillo

El Congreso del Estado aprobó la iniciativa de decreto a la Ley para la Prevención y Combate a la Pobreza Extrema en Coahuila, planteada por el gobernador Rubén Moreira Valdez.

Tiene como objetivo reducir la pobreza extrema, procurando la igualdad de oportunidades y la ampliación de capacidades, para que todos los habitantes tengan acceso a una buena educación, servicios de salud, seguridad social y vivienda digna con los servicios básicos.

La ley establece prioridad en la distribución de recursos, programas sociales y servicios públicos estatales y municipales a favor de la población en situación vulnerable, sobre aquellos que no se encuentren en tal condición.

Asimismo, se prevé la creación de un fondo para la prevención y combate a la pobreza extrema que dotará de recursos al programa de acciones que deriven de la presente iniciativa.

[b]Dinámica de la ley[/b]

Se implementará un programa que conjuntará los esquemas específicos que están bajo la responsabilidad de las dependencias estatales y municipales, así como los de orden federal con los que se convenga su operación en el ámbito estatal.

Herramienta fundamental para otorgar apoyos encaminados a los indicadores que determinen el grado de pobreza extrema, así como apoyos económicos y bonos por esfuerzo, propiciando la corresponsabilidad de los beneficiarios.

Se formará una comisión interinstitucional para la prevención y el combate a la pobreza extrema, que será encargada de la implementación y coordinaciones de programas.

La incorporación de los indicadores para la medición de la pobreza, permitirá a la Auditoria Superior del Estado de Coahuila fiscalizar los recursos que se destinen para tal efecto, lo que generará un ejercicio claro, transparente y objetivo otorgando eficacia y eficiencia al combate de la pobreza extrema.

En los transitorios se establece que la ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado. Los reglamentos, programas y reglas de operación necesarios para su aplicación, deberán elaborarse a más tardar a los 60 días siguientes de la vigencia.