En breve, zoológico GDL exhibirá a los doce pingüinos

Hoy se lanza convocatoria para poner nombre a cada uno de los ejemplares.
En julio podrán ser vistos por la gente.
En julio podrán ser vistos por la gente. (Cortesía)

Guadalajara

Se espera que en tres o cuatro semanas, los doce ejemplares de pingüinos adelaida o adelia (Pygoscelisadelia) sean puestos en exhibición en su recinto especial que todavía se les construye en los terrenos del Zoológico de Guadalajara. Ha pasado la cuarentena y los animales lucen sanos y adaptados, señala el responsable del proyecto, Luis Soto.

“Estamos al término y los doce están adaptados, ganan peso y responden bien de acuerdo a los indicadores de monitoreo que hemos establecido; se encuentran en un espacio debidamente adaptado si bien aún reducido, pero con cero grados de temperatura y aislados de cualquier elemento que pudiera alterar su proceso”, dijo a MILENIO JALISCO.

El experto dijo que los animales ya tienen la talla correspondiente a una etapa adulta, si bien, desconoce en qué momento se reproducirán. La edad de los doce va de tres a seis años, pero se espera que alcancen longevidades de 22 a 25 años, lo que los convierte en un pie de cría muy adecuado. También el recinto donde vivirán se ha pensado en función a esa población joven: “No tendrán problemas de espacio, son doce y pueden alojarse sin problema 150 pingüinos”, subrayó.

El desafío no es menor, dado que Guadalajara es una ciudad ubicada al sur del Trópico de Cáncer cuya altura le da un clima benigno casi todo el año para la mayoría de las especies… pero no para animales habituados al extremo frío. No obstante, existe la tecnología adecuada y los animales vivirán, como dicen los mexicanos, “a gusto”.

El tema no es solamente el refrigerador potente y el gasto de energía; hay protocolos a cubrir en el cuidado, en el manejo médico, en la alimentación de las aves.  En este caso, los adelia comen tres especies de pescado: arenque, capelin y boquerón, además de un tipo de krill (un pequeño camarón de los océanos), lo que implica importar esos especímenes dado que también se dan en climas fríos.  A ese alimento se le enriquece con algunas vitaminas y minerales.

El nuevo recinto deberá ser probado en su sistema de enfriamiento y de agua para garantizar la perfecta operación del ambiente antártico. Los espectadores no estarán cerca y no someterán a estrés a los pingüinos, añadió.

Los adelia no están en peligro de extinción, pero viven en una de las regiones más amenazadas por el cambio climático, que podría condicionar su permanencia de forma cada vez más severa. Los mares antárticos están cada vez menos fríos, con retirada del hielo, y con problemas en cuanto a la regularidad de los bancos de peces, cuya presencia se ha vuelto veleidosa por las variaciones de la temperatura. Guadalajara será el único zoológico mexicano que tendrá ejemplares de la especie. En Veracruz y la Ciudad de México existen en exhibición de pingüinos de talla más pequeña, de la especie de Humboldt, que son subtropicales y se les llega a ver en las costas panameñas. Los adelia crecen hasta 70 centímetros y su vida está condicionada a la competencia por el alimento y la gran cantidad de depredadores que dependen de su carne.  Esta población nació en el Wuakayama Adventures World, en Japón.