La zona comercial de Obregón ya se encuentra intransitable

Los locatarios reportan que han mejorado sus ventas, pero la cantidad de ambulantes se ha desbordado; calculan que pueden ser más de mil, cuando autorizaron a 300.
El paso de vehículos y peatones se complica en la calle Álvaro Obregón y sus alrededores
El paso de vehículos y peatones se complica en la calle Álvaro Obregón y sus alrededores (Nacho Reyes)

Guadalajara

La zona comercial de Álvaro Obregón es ya intransitable por la gran cantidad de gente que acude a este lugar a realizar sus compras navideñas, por lo que los comerciantes consideran que esta es la mejor del año por las ventas que realizan. Sin embargo, la cantidad de comerciantes ambulantes que quieren aprovechar las ventas también ha crecido mucho y se calcula que hay más de mil ambulantes instalados. 

Gente transitando, entrando y saliendo de las tiendas, bultos, cajas, autos, exhibidores de productos y puestos en las banquetas hacen que caminar por la calle de Álvaro Obregón y sus alrededores sea muy complicado. En días pasados, los comerciantes establecidos de la zona llegaron a un acuerdo con las autoridades del Ayuntamiento de Guadalajara para permitir que se instalaran 300 ambulantes durante los días previos a la Navidad, que ya se instalaban antes y para que los propios locatarios pudieran sacar sus mercancías de sus comercios, pero calculan que son más de mil los que han llegado a invadir las calles, indicó Victor Tenorio Adame, presidente de la Unión de Comerciantes de Obregón y Javier Mina. “Se desbordó, se desbordó la cantidad de ambulantes. Sí hay inspectores y gente del área de Espacios Abiertos del Ayuntamiento, pero es imposible que hagan algo, hay demasiados. Lo mejor es ya dejarlos que se pongan, pero con la promesa de que para el día 1 [de enero] ya los retiren a todos”, señaló Víctor Tenorio. 

El acuerdo se hizo después de los comerciantes establecidos se manifestaron frente al ayuntamiento para quejarse de que las autoridades no hacían lo suficiente contra el comercio informal, pero a unos días de la Navidad, se resignaron a que compitan con ellos los ambulantes, “ya nos desgastamos mucho. Ya mejor nos pusimos a atender nuestros negocios”.

Los comerciantes indican que las ventas han aumentado debido a las próximas fechas, pues se habían quejado de que sus ganancias habían caído 80 por ciento debido a la competencia desleal, pero será después de enero cuando ofrezcan un balance de resultados de las ventas. 

Los locatarios reconocen que la zona de Álvaro Obregón y Javier Mina sigue siendo un punto importante y de preferencia de los tapatíos para hacer las compras navideñas por la variedad de artículos y buenos precios y eso les beneficia.