Entre vampiros, reflejos del caos urbano y clásicos

Una ópera rock, un espectáculo de danza que evoca a Moncayo y Galindo, una propuesta de poesía y foto, además de una singular exposición pictórica, destacan en la agenda cultural.
Música, plástica y danza, son algunas de las opciones que se pueden disfrutar hoy
Música, plástica y danza, son algunas de las opciones que se pueden disfrutar hoy (Cortesías)

Guadalajara

Una de vampiros, otra de poesía y foto; una más, pero de músicos de antaño y la última, un colorido reflejo de la decadencia de la sociedad mexicana. Esas son las frases que bien pueden resumir a cuatro de las principales opciones que hoy ofrece la ciudad.

En el teatro Diana, el artista plástico y músico de rock José Fors saca el colmillo y estrena –a las 21:00 horas- su segunda ópera rock: Orlok, el vampiro, que también ofrecerá funciones mañana a las 18:00 horas. 

El relato musical del artista cubano-mexicano, que incluye temas de los géneros blues, folk y rock, está inspirado en la película Nosferatu y cuenta con las voces y actuaciones de Leobardo Quirarte, Iraida Noriega, Vera Concilion, Ugo Rodríguez, Santiago Cumplido, Sara Valenzuela, Erika Noguéz y el propio Fors en la piel del profesor Van Helsing.

Favorito no sólo en Jalisco, el artista se acerca a cumplir 30 años creando proyectos, de manera oficial pues en 1985 sacó su primer disco con la agrupación de rock Mask; Después creó el concepto experimental Duda Mata y posteriormente a la ahora veterana banda de hard rock Cuca. De forma paralela, ha grabado seis discos con su agrupación Forseps. Alrededor de todo eso está su carrera como artista plástico, hace algunos años dio a conocer, también con el apoyo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), su primera ópera rock, titulada Frankenstein.

En otros espacios de la ciudad, en la llamada Rambla Cataluña –antes Andador Escorza-, el público puede disfrutar el proyecto Rastros y rostros, cuyo origen es un libro editado en 2012 por la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC), que reúne fotografías de Julieta Marón, así como poemas de Karla Sandomingo, Silvia Eugenia Castillero y Carmen Villoro, que fueron escritos a partir de las imágenes hechas por Marón.

El volumen fue presentado anoche como festejo previo al Día Internacional de la Mujer, así como un discreto homenaje al recién fallecido filósofo Luis Villoro, padre de la poeta Carmen. Las imágenes continuarán en exhibición durante algunos días más. Esta tarde es una buena oportunidad para aprovechar su montaje.

Por otra parte, para quienes disfrutan de la danza y la música, en el teatro Degollado la compañía Nubem presenta el espectáculo Tierra de temporal, un homenaje a los jaliscienses Pablo Moncayo y Blas Galindo, bajo la dirección de Josué Valderrama, titular de la compañía que estrenó esta propuesta en 2012 y que el año pasado también fue aplaudida como parte del encuentro Festa, organizado por la SC.

“Rescatamos varias de las composiciones de este par de grandes músicos jaliscienses que enriquecieron varios géneros, crearon ópera, música para coro, cine, para escenificación de ballet, obras de corte nacionalista y también contemporáneo”, comenta Valderrama, quien también coescribió el guión, al lado de Anabel Arriaga, quien se hizo cargo además de la dramaturgia e investigación que respaldan al montaje en el que participan trece bailarines profesionales. La oportunidad para ver este trabajo es hoy y mañana a las 18:00 horas en el teatro Degollado, los boletos tienen un precio 100 y 200 pesos. Es una opción completamente familiar.

Finalmente, vale la pena destacar que ayer se inauguró la exposición México trágico, colección de pinturas de Óscar Basulto, quien describe la muestra como un ejercicio de “periodismo plástico”, porque expone trozos de la realidad del país, vista desde un punto de vista crítico. Las más de 40 piezas pueden ser vistas en el Ex Convento del Carmen, la entrada es libre. Continuará ahí varias semanas.