¿Es usted apto para tener una mascota?

Gabriela Ramírez Díaz, del Hospital Veterinario de Pequeñas Especies de la UdeG, hace algunas recomendaciones para que todos puedan disfrutar de un animal en casa.

Guadalajara

La decisión de integrar una mascota a su familia no se debe limitar por lo tierno o bonito que sea un cachorro. Para definir si un animal puede llegar a casa se deben considerar diferentes aspectos con el fin de que tanto el animal y todos que conforman el hogar, sean beneficiados.

El tener un gato o un perro en casa debe partir de la planificación. Los siguientes puntos pueden ayudar: Acuerdo familiar, espacio en casa, cooperación económica y tiempo para atender al nuevo integrante en su salud, alimentación y limpieza.

Acuerdo familiar

El primer punto es crucial para que se pueda proceder a la adopción o compra del animal. Se trata de que todos los integrantes de la casa estén de acuerdo en que habrá un nuevo ser vivo en la familia y las responsabilidades que tendrán con esto.

"Una mascota llega a unir una familia o a separar... donde de repente algunos de los miembros de la familia son los únicos interesados en tener un perro, por ejemplo, y los demás no, y entonces llega a haber muchos desacuerdos", explica Gabriela Ramírez Díaz, encargada del área de consulta externa del Hospital Veterinario de Pequeñas Especies de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Otro aspecto de importancia que se debe considerar en familia es si algún integrante nunca ha deseado tener algún tipo de animal en casa.

Ramírez Díaz recomienda que las personas interesadas en tener una mascota empiecen con animales domesticados y no exóticos, que únicamente podrán estar en una jaula, sin ningún tipo de libertad.

Espacio y cooperación

Si se pasó la primera recomendación se puede seguir con lo siguiente y responder la pregunta ¿Qué tanto espacio tengo para tener una mascota? La peor sería pensar en que la mascota estará bien en un pequeño patio y sin techo, o peor aún, en la azotea.

Por un perro se debe considerar qué raza es y el tamaño que podría alcanzar cuando sea un adulto para que se pueda desarrollar adecuadamente en el espacio que tiene en casa.

El tener un animal no sólo se trata de alimentarlo, a los canes, por ejemplo, se les caracteriza por tener mucha energía. Sus dueños les deben destinar tiempo todos los días para jugar o salir a caminar a la calle. La cooperación de responsabilidades es importante en este punto y no debe caer únicamente en la mamá, como usualmente sucede. Las tareas que se podrían dividir son la limpieza, la salud, los juegos, la alimentación y, sobre todo, los gastos de todo lo anterior.

"Habría que sacar costos de cuánto requiere cualquier mascota al año, de servicios veterinarios o de alimentación, aún no estando enferma se requiere mucho dinero al año... Conozco familias donde ahorraron para comprar a un perro, ni si quiera adoptar, y ya que tienen el perro ya no tienen para costear las vacunas o no tienen para costear las croquetas", explica la veterinaria.

Los anteriores aspectos son para que abuelos, padres e hijos puedan disfrutar y tratar bien al nuevo integrante y para que la mascota no sea regalada o abandonada en la calle después de un tiempo.

Claves
Aspectos a revisar

  • Acuerdo familiar: Todos los integrantes de la familia deben estar interesados en tener una mascota
  • Espacio en casa: Revisar si el área en el hogar es el adecuada para tener un animal. La azotea no es una opción
  • Tiempo: Destinarle espacio del día a la mascota es importante para su salud
  • Cooperación: Es necesario revisar los gastos de alimentación y de atención médica