Tienen tecnología para quitar metales pesados

No obstante, la solución definitiva y a largo plazo es que el municipio se integre al sistema metropolitano de agua, admite Del Toro Castro.
En el fraccionamiento Santa Anita, pusieron a prueba una tecnología para resolver el tema de los metales
En el fraccionamiento Santa Anita, pusieron a prueba una tecnología para resolver el tema de los metales (Especial)

Guadalajara

Tlajomulco ya ha probado la tecnología con la cual se pueden remover los metales pesados de los pozos que surten a sus colonias y poblados, pero a largo plazo, reconoce la necesidad de vincularse a un sistema metropolitano para resolver los problemas de la demanda de agua en volumen y calidad, dijo el presidente municipal, Ismael del Toro Castro.

“Nos cuesta alrededor de un millón de pesos, unos cien mil dólares, resolverlo en cada pozo; es tecnología que se utilizó para un pozo en Santa Anita que recién inauguramos, pero debemos saber primero el problema real”, dijo en entrevista con este diario.

“Yo tengo unos estudios que me arrojan unos resultados, la SEJ tiene otros, y la CEA otros, así que para no estar discutiendo vamos a un estudio bien validado que sea la base para tomar decisiones, y saber en dónde invertimos y cómo; en días pasados hicimos la revisión de los 17 pozos con arsénico y levantamos muestras con notario y todo, para evitar controversias; a mí me llamó mucho la atención que el acuerdo con la SSJ y la CEA fue el 16 de diciembre, los días 17, 18 y 19 fuimos a hacer el levantamiento, y Salud el 23 de diciembre salió con su rueda de prensa, muy política, pues esos exámenes que se levantaron tardan tres semanas para entregárnoslos. Es lo que no se vale”.

Así, los datos definitivos se tendrán en la primera quincena de enero, “y con base en ellos vamos a tomar ya las decisiones de en qué pozos se tiene que invertir en potabilizadora […] yo ya hablé hasta con el gobernador y con todas las instancias,  pero lo han hecho muy mediático y muy político, evidentemente lo quieren poner en esos términos”.

- ¿Esa tecnología de 100 mil dólares de qué tipo es?

- Son una serie de filtros; nosotros tenemos uno en el pozo de Santa Anita Hills, que pasa de la extracción directa del subsuelo, sino me equivoco por seis filtros distintos, que son membranas de una aleación como de plástico, que absorbe todos los metales; pasando los filtros ya se considera potable, pero sabemos que ninguna agua es potable para ingesta humana, pero ya se le quitaron todas las adiciones de metales pesados […] por eso queremos la información lo más objetiva y técnica posible, imagínate que yo invierta alrededor de 13 millones de pesos, en algo que realmente no contiene esas sedimentaciones; por eso tomamos la decisión y un acuerdo todas las instancias de basarnos en ese levantamiento que tendremos en enero, para tomar las determinaciones de inversión por cuenta del municipio.

No obstante, del Toro Castro reconoce que esa no es la solución de fondo. “Desde que empezó mi Administración puse en la agenda la necesidad de incorporarnos a un sistema metropolitano […] necesitamos tener para Tlajomulco una dotación de agua que provenga de una fuente distinta a los mantos freáticos; el acuífero de Toluquilla está sobreexplotado, y ninguna ciudad grande como Tlajomulco se puede mantener únicamente de los pozos; está el acuerdo tomado, está sobre la mesa, para poder incorporarnos al sistema metropolitano de agua”.