Fue un “secuestro muy limpio”: chef

“No hubo ni un balacito, ni una amenacita... a muy poquitos empleados les tocó vivirlo”, dice.
Ignacio Cadena, dueño del restaurante, narró su testimonio.
Ignacio Cadena, dueño del restaurante, narró su testimonio. (héctor guerrero)

Puerto Vallarta

Ignacio Cadena Beraud, chef  dueño del restaurante La Leche, de donde fueron levantados seis sujetos, entre ellos un hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, afirmó que se trató de “un acto violento, pero muy limpio”.

Por la noche del miércoles pasado, el chef reabrió su negocio, después de que las autoridades concluyeron las investigaciones en el sitio del plagio de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, de 29 años, y cinco sujetos más.

El lunes pasado hombres armados irrumpieron en el restaurante. Llegaron hasta un salón donde había una larga mesa con varios comensales, entre ellos nueve mujeres. Se llevaron a punta de gritos y amenazas con armas largas a seis hombres, a los que antes pusieron de rodillas y con las manos en la cabeza, según se ve en imágenes de las cámaras de seguridad que fueron difundidas el miércoles.

Testigo del acto, Cadena Beraud narró: “No hubo ni siquiera un balacito ni una amenacita a nadie. ¡Qué malo que pasó en mi lugar, pero qué bueno que no pasó más o peor!”.

Eran pocos los empleados que quedaban en el restaurante al momento del asalto y todos lograron resguardarse. “A muy poquitos les tocó vivirlo, se portaron muy bien (los empleados), no vieron nada porque se agazaparon atrás, se escondieron propiamente. No vieron nada, no conocieron a nadie más que a los que habían estado sirviendo”, dijo el chef.

De sus clientes, comentó que no había nada anormal en su comportamiento. “Ellos reservaron, fue una reserva ordinaria, normal, como de las 30, 40, 50 o 180 gentes que tengo diario, mandada por un hotel y entraron como cualquier cliente”, explicó.

Cadena Beraud confió en la fidelidad de su clientela y que este caso no sea motivo para alejar a los comensales.

Del hijo del capo y de los otros cinco hombres secuestrados no se tenía noticia hasta este jueves, mientras la Procuraduría General de la República (PGR) informó que atrajo la investigación por este caso debido a que se cometieron delitos de competencia federal.

Gustavo Salas, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, recibió la carpeta de investigación, teléfonos celulares,  evidencias, vehículos y otros objetos asegurados por la fiscalía de Jalisco en torno a los hechos.

El 16 de agosto pasado, Salas entró en contacto con Eduardo Almaguer Ramírez, fiscal de Jalisco.

Luego de esto, un equipo interdisciplinario de la PGR, con el apoyo de fuerzas federales, se trasladó a la entidad y participó en las diligencias en curso.

Buscan evitar traslado del “Chapo guzmán

Eduardo Guerrero, titular del Órgano Administrativo Desconcertado de Prevención y Readaptación Social, adelantó que apelarán de la decisión del juzgado sexto de distrito de Chihuahua, que otorgó un amparo a Joaquín El Chapo Guzmán para trasladarlo nuevamente al penal federal del Altiplano en el Estado de México.

“Una vez que el juzgado nos notifique tenemos 10 días para interponer el recurso de revisión y de ahí el juez tarda entre dos y cuatro meses en resolver este tipo de situaciones”, explicó el funcionario en entrevista con Azucena Uresti para MILENIO Televisión.

Sostuvo que por ahora El Chapo continuará en el penal federal Ciudad Juárez, porque “tiene condiciones y características muy especiales que creemos que es el mejor lugar para que él”.

Con información de: Ignacio Alzaga