En la restaurantería falta la prevención ante contingencias

De acuerdo a un censo de Canirac Puerto Vallarta-Bahía de Banderas, sólo el 45% cuenta con seguro contra incendios y no hay capacitación del personal.
La presentación del censo se hizo en el marco de Vallarta gastronómica.
La presentación del censo se hizo en el marco de Vallarta gastronómica. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

De los negocios establecidos en Puerto Vallarta dedicados a la gastronomía, apenas el 45 por ciento tienen seguro contra incendios y prevalece la falta de preparación ante contingencias.

Lo anterior, de acuerdo a los resultados preliminares del censo y diagnóstico del censo que realiza la Canirac Puerto Vallarta-Bahía de Banderas. Se encontró que en los primeros 215 establecimientos visitados, se tienen un total de mil 974 empleados y ofrecen 11 mil 367 sillas al cliente.

Se incluyen todos los giros relacionados con la gastronomía, tales como restaurantes, fondas, loncherías, taquerías, marisquerías, bares, cafeterías, gelaterías, pollerías, pastelerías, raspados, etc., debidamente registrados en la formalidad. En el universo preliminar predominan los restaurantes como tales.

Se prevé continuar con la parte norte de la zona costera de Bahía de Banderas, lo cual también permitirá ampliar la membresía de la cámara.

El 55 por ciento tiene menos de 40 sillas, es decir, en el sector gastronómico predominan los negocios pequeños; el 33 por ciento se considera de tamaño mediano.

En régimen fiscal predomina el pequeño contribuyente (41 por ciento), aunque una cantidad casi similar (38 por ciento) prefirió omitir esa información; personas físicas, personas morales y medianos contribuyentes existen en porcentajes menores, y apenas el uno por ciento es franquicia.

El uso de tecnología todavía registra un considerable rezago, pues si bien el 56 por ciento de los negocios tienen al menos una computadora con Internet, apenas el 39 por ciento utiliza un sistema de gestión empresarial.

En ese tenor de organización, el 61 por ciento tiene un reglamento de trabajo, aunque sólo el 28 por ciento ha conseguido alguna certificación de calidad, en lo que predomina el Distintivo H con aproximadamente la cuarta parte del total.

La directora del organismo, Ana María Lomelí, resaltó que este estudio “como sector nos va a permitir generar acciones más pertinentes para el desarrollo que requieren y sobre todo permitirá solicitar recursos de programas de apoyo a empresas, pues es requisito necesario contar con un diagnóstico sectorial; buscamos la institucionalización de la cámara”.