Repunta uso de alcohol en personas que se suicidaron

De las 266 autopsias practicadas en el Servicio Médico Forense a personas que se quitaron la vida, en el 26.32% se encontró que había consumido alguna bebida embriagante.

Guadalajara

El uso de alcohol por parte de personas que cometieron suicidio en Jalisco tuvo un repunte en el último semestre después que había disminuido en los dos periodos anteriores; también crecieron las tendencias suicidas de obreros, desempleados y personas dedicadas al hogar, de acuerdo con estadísticas del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

En la segunda mitad de 2013 fueron 51 las personas que se suicidaron estando bajo efectos de bebidas alcohólicas, mientras que 70 lo hicieron durante los primeros seis meses de 2014; antes, lo habían hecho 56 personas entre enero y junio de 2013, 67 personas entre julio y diciembre de 2012 y 62 personas en los seis meses anteriores.

Fueron 23.74 por ciento de las personas que se suicidaron entre el 1 de enero de 2012 y el 30 de junio de 2014 cuyas muestras resultaron positivas a las pruebas de alcoholemia realizadas en la morgue.

El porcentaje en el último semestre se elevó hasta 26.32 por ciento de los 266 cadáveres que estudiaron los forenses por causa de suicidio, es decir, más de una de cada cuatro personas.

Por ocupación, la proporción de personas que se quitaron la vida fue mayor entre los grupos de desempleados, obreros y personas dedicadas al cuidado del hogar como amas de casa: 43 hombres y mujeres sin trabajo se suicidaron en el primer semestre de 2014, mientras que en los cuatro semestres anteriores lo habían hecho entre 26 y 30 personas.

En 2014, 42 obreros se mataron entre enero y junio, casi el doble de los semestres anteriores en que se suicidaron entre 15 y 27 personas.

Además, 34 personas que se dedicaban a cuidar el hogar se privaron de la existencia en ese lapso, mientras que en los anteriores había oscilado la cantidad entre 18 y 30 personas.

Por grupos de edad, se ha mantenido a la baja en los últimos dos años y medio el número de niños y adolescentes entre 0 y 17 años que se suicidaron, llegando a su nivel más bajo en los primeros seis meses de 2014 con 20 decesos. 120 de los suicidas en ese lapso tenían entre 18 y 34 años, manteniendo una proporción similar a los cuatro semestres anteriores; hubo 91 cadáveres de entre 35 y 54 años y 35 de más de 55 años en la morgue por suicidio en ese periodo.

El análisis estadístico está basado en las necropsias reportadas por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses en su página web.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]