Se registra el primer suicidio infantil

El año pasado, de acuerdo al Salme de la Secretaría de Salud, 38 de los suicidios consumados correspondieron a menores de edad.
2013,  38 de los suicidios consumados correspondieron a menores de edad
2013, 38 de los suicidios consumados correspondieron a menores de edad (Especial)

Guadalajara

El año pasado, de acuerdo al Instituto Jalisciense de Salud Mental (Salme), 38 de los suicidios consumados correspondieron a menores de edad: 36 de ellos tenían entre 13 y 17 años. Dos eran niños menores de 12. El más pequeño de tan sólo ocho años. El Servicio Médico Forense confirmó en cambio 48 muertes auto inflingidas en menores de 17 años.

El primer caso reportado en Jalisco del suicidio de un niño data de 1997. Su historia fue el germen de la Red Jalisciense para la Prevención del Suicidio. Desde entonces se reportan uno, dos, hasta cuatro casos por año. Este 2014 ya se registró en Jalisco el primer caso.

Respecto al 2012, el Salme registra 45 suicidios de menores de 17 años, pero no entregó la información disgregada por quinquenios, (como lo hizo hasta el año pasado), sino que englobó a los menores de edad en sólo dos grupos: menos de 12 años y de 13 a 17 años.

La división quinquenal permite ver el fenómeno a detalle: en 2012 se registraron 15 suicidios infantiles en el grupo de diez a 14 años; y 60 en el de adolescentes entre 15 y 19 años.

Por lo pronto, más allá de la batalla de cifras, ayer el secretario de Salud en Jalisco, Jaime Agustín González Álvarez, en entrevista con Radio Metrópoli refrendó como una debilidad del Salme la falta de un hospital psiquiátrico infantil y aseguró que se trabaja ya en la creación del mismo. De hecho, los dos secretarios de Salud anteriores —Alfonso Petersen y Antonio Muñoz— anunciaron en su momento la inminente concreción del proyecto.

González Álvarez también negó que el Salme dé altas de enfermos en forma anticipada por sobresaturación, aunque sí admitió que era paciente del Caisame de estancia breve, un joven que recientemente se suicidó en Tlaquepaque. Descartó que existan problemas en el abasto y caducidad de fármacos para trastornos mentales.