Hay pérdidas por 60 mdp anuales: Canacar

En Jalisco existen alrededor de 50 puntos de venta clandestinos, donde se comercializa hasta cuatro pesos menos el litro del carburante.
Hasta el momento suman 250 operadores despedidos por participar en este tipo de ilícitos
Hasta el momento suman 250 operadores despedidos por participar en este tipo de ilícitos (Carlos Zepeda)

Guadalajara

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) en Jalisco, advierte pérdidas anuales por 60 millones de pesos derivadas de la ordeña de sus camiones; en Jalisco ya se despidieron a 250 operadores por llevar a cabo estas prácticas ilícitas.

Enrique Dueñas Rodríguez, titular de la dependencia, dijo que estiman mermas mensuales de entre tres y cinco millones de pesos. Combustible que operadores revenden a entre nueve y 10 pesos el litro, es decir, entre tres y cuatro pesos menor al valor de mercado.

“Nuestros vehículos tienen una capacidad para transportar mil litros, si un operador le saca dos cubetas de 20 litros, entre los mil que lleva casi no se nota y a él le representa hasta 600 pesos al momento de venderla a establecimientos que se dedican a comercializarla entre los operadores que conforman el sector informal, ya que ellos no piden facturas”, dijo Dueñas respecto al modo de operación de algunos transportistas.

En México, de acuerdo a cifras de Canacar, el parque vehicular que conforma la economía informal está compuesto por entre 40 y 50 mil vehículos, en Jalisco es de entre cuatro y cinco mil, número que se multiplica, a la par de los puntos de compra-venta de combustible robado.

“Sólo en el tramo de San Luis Potosí a Saltillo hay más de 200 puntos ilícitos de comercialización; en Jalisco tenemos un estimado de 50 comercios de ese tipo, que aparecen y desaparecen,  se mantienen itinerantes”, dijo que se identifican fácilmente ya que se colocan a la orilla de la carretera con un mechón encendido, “y es claro que ahí se compra y vende combustible robado”.

Por parte de la autoridad, explica, no saben qué acciones esperar ya que dicen que montarán operativos para detectar estos comercios, pero a la fecha son insuficientes para erradicar el problema, ya que de uno que retiran surgen dos, “son como medusas, cortan una cabeza y salen más”, denunció.

“Recientemente tuvimos el resultado de operativos donde en cuatro hechos se detuvieron a ocho o 10 personas por la práctica de este comercio. El robo de combustible es un delito federal, delito también es comprarlo y venderlo”, por lo que, advirtió, mantienen alerta permanente con sistemas de detección de combustible en sus camiones, a fin de contener las pérdidas millonarias.

 

OPERAN EN LA ILEGALIDAD

Quienes comercializan combustible robado no cumplen con las recomendaciones de Protección Civil para la venta de residuos peligrosos y tampoco tienen el alta en el fisco para tener ese tipo de comercios.

Claves

Otros casos registrados en 2013

-El 24 de diciembre, elementos de la Fuerza Única aseguraron una finca localizada en la calle Limón, en su cruce con Manzano en la delegación de San Sebastián el Grande, donde se tenía combustible presuntamente robado y en donde supuestamente se realizaba la distribución. En el sitio había varios vehículos y contenedores con más de 17 mil litros de combustible.

-El 6 de marzo, elementos de Protección Civil del Estado se encargaron de controlar las llamas que provenían de una toma clandestina que se localizó en la carretera Guadalajara-Chapala, a la altura del kilómetro 18, en el sitio se localizó una camioneta quemada.

-El 24 de febrero, en Degollado se registró un incendio por una fuga en una toma clandestina en el ducto Cactus-Guadalajara; personal del Ejército atendió la emergencia.