El pancracio es parte de la identidad mexicana

La lucha libre y su impacto en la cultura popular de este país, fue el tema de una charla entre un artista, un editorialista y luchadores
Luchador El Pantera Azul aportó anécdotas
Luchador El Pantera Azul aportó anécdotas

Guadalajara.-

Lucha libre y la identidad mexicana fue el título de la charla protagonizada por los luchadores Don luchas y El Pantera Azul, además del luchador y empresario Apolo Dantés, el artista plástico y músico Juan Bastardo y Rogelio Villarreal, escritor y editor de la revista electrónica Replicante. La plática, a la que acudieron más de 40 personas, ahondó en el apego de los mexicanos a este deporte, que en palabras de Villarreal, “es el segundo más popular en México, después del balompié”.

El primero en tomar la palabra fue Bastardo, también docente, y quien ha realizado trabajos en lo que respecta al deporte de las llaves, torniquetes y las máscaras. Puntualizó que el mundo de la lucha libre se basa en el registro de la simulación que depende de “una mentira aprobada por todos los involucrados”, agregó que la lucha libre, así como la historia, se encuentra en el territorio del simulacro que todos queremos creer y creemos , “no sólo porque en sus dominios se satisface una necesidad sino también, porque sus códigos se ‘refriegan’ en el disfraz el enmascaramiento y el circo, estos elementos que emergen de las manifestaciones populares ante las cuales no hay indiferencia debido a su encanto y poder comunicativo”, opinó.

Por su parte Villarreal, también columnista de Grupo Milenio, mencionó que al hablar de la lucha libre se habla de una herencia milenaria que se ha traducido en los héroes del imaginario popular; personajes que se han vuelto inmortales por su recuerdo, como El Santo y Blue Demon y aquella identidad que se logra con la máscara, la identidad del pueblo mexicano.

Al no ser un deporte de origen mexicano y ser adoptado de culturas de otras latitudes y épocas, Don luchas, gladiador del cuadrilátero, aseguró que los mexicanos le pusieron el sabor y con eso se ha conseguido que la lucha libre sea un referente del pueblo mexicano. Agregó que también los carteles que anuncian este deporte son una expresión artística y comparó a los héroes que aparecen en los cómics de manufactura estadunidense, con los luchadores mexicanos como El Santo, que “fue un súper héroe verdadero”, concluyó.

En ese sentido, Apolo Dantés, luchador de profesional y director de la Arena Coliseo de Guadalajara, apuntó que un dato interesante es “el hecho de luchar sin armas, siendo un deporte de contacto en el que se arriesgan los que lo intentan y son pocos los que llegan a conseguir una larga trayectoria, los súper poderes se ganan en el gimnasio”, indicó.

El Pantera Azul, también profesional del pancracio, mencionó la vulnerabilidad a la que los luchadores están expuestos, como en cualquier otro deporte, como problemas de salud o asuntos personales y aún así, “Dar un espectáculo digno al público”.