El pan de muerto, una vieja tradición

Algunas panaderías iniciaron con su elaboración desde el jueves pasado
Los precios van desde los 50 hasta los 180 pesos
Los precios van desde los 50 hasta los 180 pesos (Milenio)

Guadalajara

Con un mandil blanco, las manos y rostro con pequeñas manchadas de harina y un cuarto como fondo con varios hornos a su máxima capacidad, Ramón Covarrubias Ávila, panadero desde hace 25 años, comparte la receta para elaboración del tradicional pan de muerto.

“Hacemos una pata que viene siendo un producto de harina y levadura, ya después le ponemos los demás ingredientes como son la harina, mantequilla, azúcar y le echamos relleno de nuez y pasas”.

En el barrio de Santa Tere, en Guadalajara, chicos y grandes acuden a una panadería que lleva el mismo nombre, desde donde el jueves comenzaron con la elaboración de más de tres mil piezas de esta tradición prehispánica.

Los costos van desde los 50 hasta los 180 pesos por pieza. Muchos de los que estaban por concluir su compra, señalaron que ansiosos ya esperaban esta fecha.

Con el sudor en la frente característico en un panadero, y el aroma del pan recién horneado, don Ramón comentó que “muchos esperan estas fechas para comer el pan, pero yo siento que las tradiciones ya no son las mismas”.

Dijo que a diferencia de otro años, está vez acudió más gente para comprar un pan y compartirlo en casa, “este año la verdad vimos que la gente ya no le hizo tanto a lo del Halloween y ahora sí mucho al día de muertos”.

La tradición en la elaboración de este pan se remonta al siglo XVI, durante la llegada de los españoles a la entonces Nueva España. Como parte de un ritual ofrecido a los dioses, el corazón de una princesa latiendo era depositado en una olla con amaranto y quien encabezaba el rito mordía corazón en señal de agradecimiento a un dios.

Sin embargo, se cuenta que los españoles rechazaron estos sacrificios y  como parte de la imposición cultural, decidieron elaborar un pan a base de trigo en forma de corazón cubierto en azúcar de color rojo que simulaba la sangre de la doncella.

De acuerdo con don Ramón Covarrubias Ávila, actualmente el pan tiene un significado; el círculo ubicado en la parte superior simula el cráneo de esta princesa, los huesos serían las canillas y por el recuerdo de los fallecidos algunos tiene sabor a canela, naranja o azahar.

De acuerdo con la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), de las mil 896 panificadoras registradas en Jalisco, 700 iniciaron con la venta de pan de muerto.