En el “olvido” la Ley de Extinción de Dominio

Los agentes del Ministerio Público omiten solicitar que las propiedades relacionadas con la delincuencia pasen a dominio del estado en Jalisco.
Hay ausencia total de demandas judiciales por este hecho ante la fiscalía.
Hay ausencia total de demandas judiciales por este hecho ante la fiscalía. (Milenio)

Guadalajara

Por delitos como secuestro, robo de vehículos y delincuencia organizada, la Fiscalía General del Estado (FGE) está facultada para solicitar a un juez que los bienes usados para cometer lagún ilícito o los obtenidos a partir de hechos criminales pasen a ser propiedad del Estado, pero nunca lo han hecho, a pesar de existir un área especializada dedicada a ello.

Desde el 14 de agosto de 2011 entró en vigor la Ley de Extinción de Dominio del Estado de Jalisco, que reglamenta el artículo 22 de la Constitución mexicana, según el cual “procederá en los casos de delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestro, robo de vehículos y trata de personas”, sin embargo, permanece en desuso la ley local.

Respecto a la ausencia total de demandas judiciales de extinción de dominio por parte de la fiscalía, Salvador López Jiménez, director general jurídico de la dependencia, explicó que cuentan con una oficina dedicada a analizar las posibilidades de iniciar un procedimiento así y que hasta el momento sólo han recibido dos peticiones.

“En el área jurídica tenemos un área encargada exclusivamente de extinción de dominio, hay personal que se encarga de ver este tipo de asuntos”, dijo López Jiménez, “ellos están asignados en una dirección del área jurídica donde ven los procedimientos internos respecto de alguna posible extinción de dominio”.

“Tenemos dos solicitudes de distintas áreas de la Fiscalía donde se integra el expediente y ya se puede determinar si procede o no ejercitar la acción de extinción de dominio”, detalló, indicando que los agentes del Ministerio Público son quienes están facultados para iniciar solicitar que se inicie una demanda de extinción de dominio, pero sólo lo han hecho en dos ocasiones los abogados de distintas áreas con respecto a dos vehículos”, señaló el director general de la dependencia.

La Ley de Extención de Dominio establece que “no habrá lugar al trámite de excepciones ni de incidentes de previo y especial pronunciamiento, salvo el incidente preferente de buena fe, que tendrá por finalidad que los bienes, motivo de la acción de extinción de dominio, se excluyan del procedimiento, siempre que se acredite la titularidad de los bienes y su legítima procedencia, así como que estaba impedido para conocer de la utilización ilícita de sus bienes”.