900 millones a obras para recibir agua del río Verde

Se trata de completar cuatro sistemas de macrodistribución para poder repartir el líquido, en corto plazo, a través del proyecto El Purgatorio.

Guadalajara


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

El SIAPA ha anunciado, a la par del comienzo de las obras de mitigación de inundaciones en las cuencas de la ciudad, la realización de cuatro grandes sistemas de macrodistribución, en el norte de la ciudad, para hacer posible la recepción de las aguas del río Verde, que se bombearán desde la derivadora de El Purgatorio a partir de la segunda mitad de 2016.

El presidente del consejo de administración de la paraestatal, Francisco Ayón López, explicó que se trata de una inversión de aproximadamente 900 millones de pesos, y que permitirá contar con la infraestructura para que esa agua se distribuya, lo que es posible a través del acuaférico, que la circulará desde el sitio de potabilización, que es la planta de San Gaspar, ubicada en Tonalá al borde de la barranca.

Según los datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la presa derivadora que se construye en la parte final del río Verde, a menos de cinco kilómetros de Arcediano, podrá bombear hasta 5.3 metros cúbicos por segundo, lo que permitirá eliminar de forma temporal el déficit que de acuerdo a sus cifras se tiene en el Área Metropolitana, de alrededor de tres m3 por segundo.

Se trata de un sistema que en esta etapa no es afectado por la situación jurídica que tiene detenida la edificación de la presa El Zapotillo, pues se abastece de la cuenca baja del río alteño, es decir, la región ubicada aguas abajo de la cortina de ese embalse artificial.

Los cuatro sistemas ya cuentan con infraestructura y se trata de completarlos; en conjunto, suman un área de influencia superior a cinco mil hectáreas, donde viven alrededor de 545 mil personas, fundamentalmente del municipio de Zapopan.

No obstante, no se podrá tener de inmediato acceso a los 5.3 m3, pues hace falta ampliar una planta potabilizadora y construir otra.

El Purgatorio "consiste en la construcción de un sistema de captación y bombeo, el cual permitirá extraer hasta 5.6 m3 por segundo del río Verde en una primera etapa. El agua se conducirá mediante una línea de impulsión de 2.52 km a un tanque de regulación y a través de una línea de conducción de 3.8 km hasta la planta potabilizadora San Gaspar, misma que deberá modernizarse y ampliar su capacidad para potabilizar 3.6 m3 por seg. Adicionales", señala una presentación de la obra elaborada por el director de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Felipe Tito Lugo Arias (en http://www.ceajalisco.gob.mx/caa/docs/2015/03_presa_purgatorio.pdf).

Añade: "el gasto restante, dos m3 por seg., se conducirá por un acueducto al sitio denominado Ocotillo donde se construirá una planta potabilizadora. La cortina de la presa y su correspondiente obra de toma, contempladas en el proyecto inicial, iniciaron su construcción en el año 2013, con recursos provenientes de programas federalizados a cargo de la Conagua. Se pretende licitar el proyecto por un plazo de 25 años, donde el plazo de operación y mantenimiento sería de 23 años". La obra de la cortina y todo el sistema de bombeo ronda actualmente 7,500 millones de pesos, según el titular de la CEA.