$4,505 millones cuesta un SIAPA más eficiente

El gobierno federal ya trazó un plan de inversiones a un plazo de 3 años, que ha propuesto al gobierno estatal para gestionar de forma adecuada el recurso.
En la Conagua ven necesario un Mejoramiento Integral de Gestión para recibir agua del Verde.
En la Conagua ven necesario un Mejoramiento Integral de Gestión para recibir agua del Verde. (Milenio)

Guadalajara

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) propuso “al SIAPA y al gobierno de Jalisco”, que si se va a recibir agua del río Verde con el proyecto de tres presas (El Zapotillo-Intermedia Acatic-El Purgatorio), se entre también de lleno a los esquemas de eficiencia. El costo de un proyecto a tres años es de 4,505 millones de pesos, dijo el director del organismo de cuenca Lerma Santiago Pacífico, José Elías Chedid Abraham.

“Hemos dicho que para aprobar el [esquema] público-privado, para traer aguas del Verde, al mismo tiempo debía aprobarse un MIG [Mejoramiento Integral de Gestión], y se debe entender como un sistema que identifica las debilidades del organismo, lo primero que identifica son las pérdidas en las redes, para incidir con recursos que permitan que en donde haya más pérdidas poder atenderlas”, dijo el funcionario durante el reciente debate al que convocó MILENIO JALISCO, en el que se reunió con el ex gobernador Alberto Cárdenas Jiménez; el presidente del Observatorio del Agua de Jalisco, Juan Guillermo Márquez Gutiérrez, y el experto internacional en agua, Pedro Arrojo Agudo.

“El MIG consiste en un estudio de diagnóstico y planeación integral que permite identificar las condiciones actuales del sistema de agua potable”, señala la presentación que hizo el funcionario sobre este tema.

Los estudios “deberán abordar, como mínimo, los puntos siguientes: diagnóstico operativo del sistema de agua y saneamiento; situación financiera del organismo operador; situación comercial y tarifaria; indicadores de eficiencias y un plan de inversiones”.

994 mdp van al incremento de la eficiencia comercial, lo que incluye: actualización del padrón de usuarios, sustitución de 41,304 medidores deteriorados o robados, instalación de 123,440 medidores nuevos en predios que actualmente pagan cuota fija; sustitución de 568,263 medidores ya vencidos por antigüedad, modernización del sistema comercial y de control de operación de infraestructura, instalación de válvulas limitadoras de flujo, apertura de tres nuevas oficinas de atención a clientes y mejora a la recaudación y recuperación de carteras vencidas.

En el capítulo de incremento de la eficiencia física en la distribución, un programa de “sectorización” en 583 unidades territoriales de los cuatro municipios que actualmente están en el sistema (Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá) se lleva 590  mdp, mientras uno de telemetría-macromedición para más de 1,400 instalaciones automatizadas (tanques, pozos y válvulas) absorbe 500 mdp.

Un tercer gran capítulo es la sustitución de infraestructura hidráulica: se aplicarán 300 mdp para la sustitución de 300 mil tomas de agua con más de 40 años de vida útil; con 1,516 mdp, se sustituirán 1,971 km de tubería con vida útil que ya rebasó esos 40 años; 130 mdp es para “macrosectorización” de las zonas de influencia del acueducto Oriente II y Poniente IV; 475 mdp más se lleva un proyecto de ahorro de energía.

“Vamos sectorizar para que podamos dividir en redes cortas la ciudad, y entonces llevar de esa manera el agua con menos presión y menos pérdida”, refirió el funcionario. Falta explicar de dónde vendrán los recursos: el primer año se programarían 1,402 mdp; el segundo, 1,700 mdp, y el tercero, 1,402 mdp, en cifras redondas.

Omisiones

Los aspectos no contenidos en esta propuesta de MIG son fundamentales para alcanzar la gestión integral de las cuencas sobre las que se extiende el área metropolitana de Guadalajara:

Protección de zonas de recarga del acuífero, que han sido gradualmente invadidas por desarrollos inmobiliarios con la complicidad de autoridades municipales. Un ejemplo emblemático es el valle de El Bajío, donde se asientan la Villa Panamericana y el estadio Omnilife, pero en general, el valle de Tesistán y la zona colindante a La Primavera debieron ser protegidos

Mejoramiento de infraestructura: una inversión para separar aguas pluviales y aguas negras, de manera que las primeras no se contaminen y se puedan aprovechar; reapertura de ríos con una red de parques públicos para mejorar la regulación del agua en el temporal y evitar daños anuales calculados en 600 millones de pesos, y varias muertes que se podrían evitar

Información pública abierta y adecuada: lo que cuesta potabilizar el agua, cómo se distribuye por la ciudad, puntos de contaminación, monitoreo permanente y publicado en Internet de la calidad del agua y atención puntual a fugas, entre otros

Expertos debaten en ¡Sumérgete!

El  estado que guarda la red de agua potable, su contaminación, el mal uso y la nula planeación de la misma deben de orillar a la ciudadanía a llevar una mejor práctica y una exigencia al Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) para que se lleven acciones que eviten el desperdicio del líquido, coincidieron expertos en la mesa redonda denominada ¿Y ahora qué? ¿Hacia dónde fluimos?, celebrada con motivos del cierre de la exposición ¡Sumérgete!

“Distribución, hay inquietudes en las fugas porque el 40 por ciento –de agua- no llega a nuestras casas. Drenajes, (…) tenemos un 60 por ciento de déficit, no  le cabe agua de lluvia con aguas negras a los drenajes,  tienen Plaza del Sol y un montón de zonas. Este sistema, necesita una intervención más seria”, comentó José Arturo Gleason, del Instituto de Investigaciones Tecnológicas del Agua.

Entre los cuestionamientos realizados por los siete integrantes de la mesa fueron las acciones que hace el SIAPA para el manejo de fugas, reciclamiento de agua residual, captación de agua; además de la poca transparencia para dar a conocer información importante y  la calidad del agua que llega a los hogares.

(Arturo Ramírez Gallo / Guadalajara)