1.3% de los jaliscienses han probado la mariguana

Consejo contra las adicciones asegura que trabaja en “prevención y desaliento al consumo” de cualquier droga.
Cerca de 73 mil habitantes de Jalisco admitieron haberla probado
Cerca de 73 mil habitantes de Jalisco admitieron haberla probado (Chema Martínez)

Guadalajara

Al menos uno de cada 100 jaliscienses ha probado la mariguana, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones levantada por la Secretaría de Salud federal (SSa) en 2011. Con 1.3 de prevalencia de consumo para la región occidente -en la que además de Jalisco, se encuentran Zacatecas, Aguascalientes, Colima y Nayarit- esta droga continúa siendo la de mayor preferencia de los usuarios de drogas ilegales.

En números absolutos significa que unos 73 mil jaliscienses admitieron haber probado esta droga alguna vez, detalló el secretario técnico del Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ), Enrico Sotelo González.   

“La mariguana a nivel nacional está en el 1.2 por ciento, con 879 mil habitantes en el país que la consumen, en Jalisco estamos en 1.3 por ciento que son aproximadamente 73 mil habitantes”, dijo, tras señalar que la cifra puede parecer menor, pero tal fue el resultado de la ENA más reciente.

Sin embargo, agregó que la adicción a la mariguana se está presentando en personas cada vez más jóvenes. En la Encuesta Escolar de Adicciones 2012, que levantó el gobierno estatal en secundarias y preparatorias de Jalisco, el 5.8% de los adolescentes entre 12 y 17 años admitieron haber consumido mariguana; lo que supone mil 225 de los alumnos encuestados. De éste total el 38.77% eran mujeres.

Sotelo González refirió que la mariguana es menos adictiva que el tabaco, pero contrario a lo que muchos creen “sí causa dependencia y su uso conlleva: problemas de pulmón, esquizofrenia, falta de dimensión de tiempo y espacio, alteraciones en el sistema nervioso central, problemas de oxigenación cerebral y de pérdida de la memoria”.

Apuntó que es bien sabido que la mariguana es la puerta de entrada a otras drogas ilegales; por lo que el trabajo del Consejo consiste en “prevención y desaliento al consumo” de cualquier droga. Labor que sostuvo se ha multiplicado en los últimos diez meses e incluso se han superado las metas de capacitación a profesionales y de pláticas de orientación en las escuelas; en este último rubro se llegó a 176 mil 618 estudiantes en el interior del estado y a 224 mil 375 jóvenes en la zona metropolitana a través de las redes de prevención y de los 21 Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA).

El titular del CECAJ declinó responder si el Consejo participaría en el foro sobre la legalización de la mariguana que ha convocado el diputado perredista Enrique Velázquez. “Yo no soy el portavoz para poder determinar este tipo de decisión”.

LEGALIZAR NO FRENA VIOLENCIA

-Legalizar la mariguana, por sí sola, no frenará la ola de violencia que ha desatado la guerra del narcotráfico, señala el doctor Octavio Campollo Rivas, director del Centro de Estudios de Alcoholismo y Adicciones del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Desgraciadamente esta propuesta de legalizar su consumo no tiene una respuesta de sí o no. Porque tiene muchas aristas que intervienen, no únicamente este factor que se insiste tanto que es el de la seguridad… No hay ninguna evidencia, en ninguna parte del mundo, que la legalización de la mariguana disminuya la labor del crimen organizado”, sostuvo.

Consideró que el tema debe debatirse a fondo y tomar en cuenta el aspecto de salud pública; pues otra realidad que puede comprobarse es que en todos los países donde se legalizó la mariguana aumentó el número de adictos. Campollo citó la investigación del Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) que en su momento encabezó Carlos Tena Tamayo y quien concluyó lo anterior.