Inseguridad, consecuencia de decisiones de Peña Nieto

Dijo que sólo vemos el resultado de los errores en el manejo de la seguridad.
El ex secretario de gobernación se reunió ayer con panistas de la entidad.
El ex secretario de gobernación se reunió ayer con panistas de la entidad. (Cortesía)

Guadalajara

La situación de inseguridad que vive el país es consecuencia de las malas decisiones que ha tomado el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, afirmó el ex secretario de gobernación, Santiago Creel Miranda. Entre los errores, citó el manejo que se dio a las autodefensas en Michoacán y mantener a un comisionado más de un año, así como sostener al alcalde de Iguala y al gobernador de Guerrero.

Creel Miranda, quien fue secretario de gobernación en la Administración de Vicente Fox Quezada, dijo que nunca se debió dar armas a las autodefensas, pues algunos “ha quedado demostrado” formaban parte del crimen organizado. Indicó que Michoacán tuvo un “efecto expansivo en la región”, que después se salió de control.

Aseguró que en un momento pareció correcto dejar de informar sobre los hechos de inseguridad porque el país se había centrado en ese tema. Sin embargo, ya no puede ser de esta forma, “porque aparecen hechos como los de Jalisco o la matanza de Tanhuato en Michoacán, y nos damos cuenta que estos crímenes de impacto nacional e internacional siguen estando presentes y la solución no se ve al menos en el mediano plazo”.

En el terreno electoral, Santiago Creel afirmó que el Partido Acción Nacional (PAN) sí aprendió de sus fallas, pero se negó a hablar de las mismas, pues consideró que no es prudente “abrir el cajón de los errores en medio de una contienda electoral, por la oportunidad que tenemos en este momento. Pero obviamente hay muchos cajones, con cuestiones que tienen que ver con lo que hicimos como gobierno, con malas decisiones que tomamos como partido, con problemas internos no resueltos o mal resueltos, y situaciones de conductas muy ajenas a los principios y doctrina de Acción Nacional”.

A propósito de problemas internos, se le preguntó sobre la “expulsión” del ex gobernador Emilio González Márquez del PAN. El ex senador respondió que lo correcto es que se abra un proceso de investigación institucional para “deslindar adecuadamente las conductas”. Señaló que es tan malo para el partido respaldar la expulsión en los términos como se dio, como “si lo que se alega resulta ser serio, porque operar en contra de un partido y de sus propios intereses en una campaña, es algo gravísimo, que no se puede pasar por alto”.

Coincidió con el dirigente nacional Gustavo Madero en que no es bueno para el PAN centrar la atención en este caso en el momento que viven las campañas.

De las expectativas del PAN, consideró que habrá buenos resultados, pues pretenden tener entre 60 y 70 diputados federales más. Afirmó que su partido tiene posibilidades en siete de nueve gubernaturas en disputa, así como en un número importante de municipios.