Indígenas conservan el patrimonio natural

600 núcleos agrarios tienen empresas forestales comunitarias que generan empleos, ingresos y servicios, asegura investigador.

Guadalajara

Los indígenas son una respuesta al desafío de la conservación del patrimonio natural de México. “Cerca de 2400 ejidos y comunidades en todo el país, aprovechan comunitariamente sus bosques, concentrándose principalmente en Durango, Michoacán, Chihuahua, Oaxaca, Puebla, Jalisco, Guerrero  y Quintana Roo, de los cuales alrededor de 600 núcleos agrarios tienen empresas forestales comunitarias que generan empleos, ingresos y servicios para una parte importante de la comunidad”, dijo el investigador Ricardo María Garibay Velasco, en una conferencia en homenaje al día de los pueblos indígenas, que se realizó ayer.

“Además de aprovechar los recursos forestales, estas comunidades y ejidos desarrollan diversas actividades de protección y conservación del bosque. Gracias a su esfuerzo más de siete millones de hectáreas forestales se encuentran custodiadas y vigiladas logrando con ello reducir significativamente la tala ilegal, los incendios y las plagas”, dijo en su ponencia, presentada en la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Los retos del organismo federal en el tema, dijo, son “aportar elementos para avanzar hacia  la generación de  una  política pública al interior de la institución culturalmente adecuada y basada en los  derechos de los pueblos indígenas”.

Al interior de la Conafor, se debe buscar “contribuir a  la reflexión y la concientización de los servidores públicos acerca de los  aportes  de los pueblos indígenas a la biodiversidad  y conservación de los recursos naturales y de la necesidad de orientar una atención diferenciada que reconozca sus aportes e impulse la participación de los pueblos indígenas en las actividades del sector forestal”, puntualizó.