Cuatro hombres pierden la vida de forma violenta

En Arandas, una persona fue asesinada justo cuando salía de una cafetería, mientras que en la colonia El Bethel, una riña de pandillas causó una muerte.

Guadalajara

En diferentes hechos, cuatro hombres fallecieron durante el sábado en el interior del estado.

Cuando Gerardo Gilberto Martínez de la Cruz, de 47 años de edad, salía de una cafetería llamada Mi Pueblito, en el cruce de las calles Obregón y Libertad, en la delegación de Santa María del Valle, el municipio de Arandas, fue asesinado a balazos.

De acuerdo a lo informado por las autoridades, el hombre estaba en compañía de unos amigos cuando fue el blanco de una ráfaga de disparos que le realizaron uno sujetos que escaparon en una camioneta tipo pick up.

Aproximadamente a las 5:30 horas del sábado, un encuentro con su rival de pandillas le costó la vida a un joven que volvía a su casa después de una fiesta en la colonia Bethel, en Guadalajara, pues su adversario lo mató y huyó.

José Alfredo García Rodríguez, de 21 años, tenía cuatro meses de haber salido del reclusorio y estuvo en una convivencia que duró toda la madrugada, según elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio. Su rival le colocó cuatro balas en el pecho.

El responsable no fue capturado, pero un sujeto que lo acompañaba y presenció el crimen fue capturado.

El testigo aparentemente no tuvo participación en el homicidio, pero los policías tapatíos lo detuvieron cuando intentó meterse por la fuerza en una casa para escapar después del crimen.

Cerca de las 12:30 horas un hombre fue asesinado por su hermano en calles de la colonia San Juan Bosco, en Guadalajara.

La víctima está identificada de manera extraoficial como Genaro Alberto Sánchez Gómez, de 39 años, quien, según declaraciones de los testigos, fue atacado a quemarropa por su propio hermano con un arma de fuego.

Ambos hombres habrían discutido por una deuda de 200 pesos que tenía el difunto con su hermano, según datos extraoficiales.

El cadáver quedó tirado sobre la banqueta debajo de un árbol y después de cometer el crimen, el sospechoso escapó del lugar en un automóvil blanco, por lo que no fue capturado.

En otros hechos, a las 21:00 horas, afuera de un negocio de venta de cerveza, un sujeto fue abatido tras recibir varios disparos de arma de fuego en la carretera Agua Blanca a unos metros de la carretera Libre a Zapotlanejo, en El Salto.

Teodoro Íñiguez, de 34 años de edad se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en compañía de Salvador Villalpando, de 30 años cuando comenzaron a discutir con los tripulantes de una camioneta Chevrolet Silverado en color blanco.

Uno de los hombres sacó un arma de fuego y agredió a Teodoro y a Salvador, dejando mal herido a Iñiguez y asesinando a Villalpando.

Tras un operativo realizado por las autoridades para buscar al presunto asesino, no se reportó ningún detenido.

Teodoro Iñiguez fue trasladado al puesto de socorros de la cabecera municipal, donde fue canalizado al Hospital Civil para recibir atención médica.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses localizaron cinco casquillos percutidos del calibre 9 milímetros.