El gobierno municipal de Puerto Vallarta queda a deber: Canaco

No se tiene conocimiento de la deuda real del municipio ni si fueron efectuadas auditorías en la construcción de la Unidad Municipal Administrativa.

Puerto Vallarta

Tras el primer año de la actual administración municipal de Puerto Vallarta le ha quedado a deber a los vallartenses, pues entre otras cosas no se han aclarado irregularidades que se cometieron en el trienio anterior y que el actual alcalde se comprometió atender.

Así lo manifestó el presidente de la Cámara de Comercio (Canaco) local, Martín Puebla Ontiveros, quien se refirió específicamente a la auditoría a la obra del Malecón y las finanzas que recibió el gobierno emanado del Movimiento Ciudadano.

“A la fecha no se ha dado a conocer dicha información, la ciudadanía votó por una opción diferente, en la toma de protesta se manejaron tonos, más promesas, que no iban a ser tapadera de nadie, que los iban a llevar a juicio y los iban a señalar, a hacer las denuncias pertinentes hacia los culpables y a un año nos damos cuenta de que ni siquiera tenemos la entrega – recepción lista”, lamentó.

Dijo que se desconocen la deuda real de Puerto Vallarta, el resultado o siquiera si se efectuaron auditorías en la construcción de la Unidad Municipal Administrativa (UMA) y por qué se dejó de pagar al Instituto de Pensiones del Estado.

“Esa información todavía esperamos que salga a la luz, porque fue una promesa de campaña y creo que fue una de las razones que permitió a Movimiento Ciudadano estar en el gobierno”.

Agregó que no se ha informado si la actual administración está gestionando recursos para nuevas obras además de las que se hacen con lo obtenido en el otro trienio.

“A esta administración todavía le falta mucho por cumplir de lo que prometió, principalmente dar respuestas al pueblo de quiénes son los generadores de la gran deuda que tiene el municipio y cuál es el monto real de esta, además del estado que guarda la UMA y algunas otras cosas”.

También criticó el desempeño de los regidores, que tras un año de aprendizaje ya deben empezar a producir y “no nada más tomarse la fotografía y estar en los medios. Los ciudadanos debemos exigirles que comiencen a realizar su trabajo como debe ser, antes de que se empiecen a calentar los motores políticos”.