Se espera derrama de $300 millones: Turismo

La principal actividad comercial recae en la gastronomía.

Tlajomulco

Los festejos en Cajititlán representan para la población y el municipio mucho más que una fiesta religiosa, ya que también es una manera para solventar los ingresos de los comerciantes en la cuesta de enero.

Este año se estima una derrama económica de 250 millones de pesos tan solo en ocho días de celebración, según la Dirección de Turismo de Tlajomulco de Zúñuga.

La principal actividad comercial recae en la gastronomía, con la venta de las típicas gorditas, varas de camarón y pescado, así como los paseos en lancha, que van entre Cajititlán y Cuexcomatitlán, ambos pueblos colindantes con la laguna.

Por otra parte, el gobierno de Tlajomulco, para dar cobertura a la celebración de los reyes, dispuso de 350 efectivos, entre ellos elementos de la Dirección de Protección Civil, Servicios Médicos y de la Comisaría de Seguridad Pública.

Hasta el cierre de esta edición se había registrado la asistencia de 800 mil personas, aunque se espera que lleguen al millón durante el fin de semana e incrementar la derrama económica a 300 millones.