“El diseño se ha convertido en un acto egoísta”: Karim Rashid

El multipremiado diseñador industrial participa hoy en el Sexto Congreso Internacional de Interiorismo y Arquitectura que organiza la SMI
Archivo Milenio
(Especial)

Guadalajara

Para el célebre diseñador industrial Karim Rashid, es fácil encontrar en cualquier objeto que le rodee algo que perfeccionar. El diseñador industrial, considerado en este momento como el mejor del mundo, asegura que cada objeto que se diseña, igual que como sucede en el arte, debe tener una personalidad, un carácter o el sello del diseñador, pero también un elemento extra que le convierte en único y brinde algo más que servicio a la sociedad.

“La realidad es que cuando haces un producto se lo vendes a tres o quince millones de usuarios, y los afectas, así que no puedes diseñar para ti mismo, debes diseñar para otros. El diseño no debe ser un acto para sí mismo y lo que ha sucedido es que diseñar se ha convertido en un acto egoísta”, comentó Rashid en entrevista exclusiva para MILENIO JALISCO. Ayer llegó a Guadalajara y hoy participa en el Sexto Congreso internacional de Interiorismo y Arquitectura, que ayer comenzó actividades y finaliza el sábado en el hotel Riu, organizado por la Sociedad Mexicana de Interioristas (SMI).

Para el diseñador, cada objeto que usa toda persona en cualquier momento del día debería cumplir con varias características, además de ser bello, debe ser funcional y cómodo, pero también, debe ser asequible para cualquiera, no ser concebido como un objeto de lujo. Agrega que actualmente el diseño industrial se enfoca a una o dos de las características mencionadas, pero pocas veces a todas, “el mundo entero necesita ser rediseñado para adaptarse a la era digital”.

La estética es importante, cada día la estética marca la pauta que hace la diferencia porque hay competencia, dice el experto reconocido a escala internacional, quien ha creado la identidad de Citibank y Sony Ericsson o una botella para Kenzo, y ha colaborado con Hugo Boss o en la imagen de un restaurante en Dubai entre otros trabajos, muchos de los cuales han sido galardonados.

Sobre los problemas y soluciones al diseño actual, comparte un ejemplo: “Mira esta botella. Es muy fea, pero si de alguna manera la diseño para que al aplastarla o comprimirla se convierta en una esfera, sería hermosa. Y que al regresarla a su forma, ésta tome una forma distinta después de haberla oprimido, como una especie de escultura o algo estético, sería distinto”, expuso el entrevistado.

La conclusión a la que ha llegado Karim Rashid es también su filosofía y cree que los responsables de crear todo lo que la sociedad actual consume a diario deben pensar en hacer cosas funcionales, bellas, cómodas y asequibles. “Ya no puede haber excusas para no crear cosas que no sean realmente funcionales”. Para más información sobre el encuentro, puede visitar el sitio: www.smimexico.com