Con deuda, gobierno planea rescate de los municipios

En la iniciativa de Ley de Ingresos, el gobernador de Jalisco plantea contratar un crédito global.
Esta semana el alcalde de Guadalajara aceptó estar preocupado por la falta de dinero para liquidar las deudas.
Esta semana el alcalde de Guadalajara aceptó estar preocupado por la falta de dinero para liquidar las deudas. (Milenio)

Guadalajara

El gobierno del estado planea un rescate financiero de municipios, el cual se haría a través de la contratación de deuda. Esto, según lo señalado en la iniciativa de Ley de Ingresos que remitió el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz al Congreso del Estado, la cual ya fue turnada para su dictaminación a la Comisión de Hacienda. No se precisa el monto.

En la propuesta se plantea que el Ejecutivo “esté facultado para gestionar y/o contratar a favor de los municipios del estado una o más líneas de crédito o programas de financiamiento globales municipales, bajo un esquema estructurado que, con el respaldo del estado, permita a los municipios” tener créditos flexibles.

El argumento para la propuesta es que la mayoría de los municipios tiene problemas financieros,  pues la deuda pública de los mismos “constituye una carga financiera considerable”, lo cual impide que puedan mejorar económicamente y prestar de manera adecuada servicios a los ciudadanos.

Según la información sobre pasivos del estado, publicada en la página web del Ejecutivo, la deuda de los municipios, tanto con la banca comercial como de desarrollo, avalada por el gobierno del estado, es de más de 143 millones de pesos, con saldo a octubre de 2014.

A lo anterior se suma la deuda de los ayuntamientos, sin aval del estado, por más de 7,588.9 millones de pesos.

En la propuesta para contratar deuda para el próximo año, se señala que el gobierno del estado fungirá “como gestor de una fuente alterna de financiamiento que les ofrezca condiciones preferentes sobre una línea de crédito global exclusiva para los municipios, como medida efectiva en la restauración de las finanzas” de los ayuntamientos.

El planteamiento es que el gobierno del estado adquiera la deuda “sin asumir el carácter de aval”. El plazo máximo que se fijaría para los créditos de los municipios que decidan adherirse al programa de apoyo del estado sería de 20 años, contados a partir de la primera disposición de los recursos.

La deuda estatal general es, con saldo a diciembre de este año, de 25,963.4 millones de pesos. Esa cantidad resulta de la deuda indirecta o avalada, que se da a conocer en la página web de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), y la directa.

De esos pasivos, más de quince mil millones son de deuda directa. En el paquete fiscal envido por el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz al Congreso del Estado, se informa que la deuda con la banca comercial, que incluye el saldo de doce créditos, es de 7,800 millones de pesos. En el documento se incluye un crédito renegociado para la construcción de la Ciudad Judicial, de 325 millones de pesos, que fue prepagado en febrero pasado y uno más de 1,100 millones de pesos para inversión, también prepagado en junio.

Además, el saldo de la deuda con la banca de desarrollo sería a diciembre de este año de 8,107 millones de pesos. Este monto no incluye la deuda que se ha contratado bajo la figura de bono cupón cero para inversión, por los daños causados por el huracán Jova y la tormenta tropical Manuel y para las salas de juicios orales y que superan en total los 2,300 millones de pesos.