Desempleo y sueldos ínfimos enferman a los médicos

AMJ propone revisar condiciones laborales a las que son sometidos los galenos que trabajan en consultorios de cadenas farmacéuticas, quienes reciben hasta 30 pesos por consulta.
Los consultorios anexos a cadenas farmacéuticas dan sitio cuando menos a 700 médicos en el estado.
Los consultorios anexos a cadenas farmacéuticas dan sitio cuando menos a 700 médicos en el estado. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Incontables noches de desvelo para poder graduarse tras seis años de estudios en una de las carreras más sacrificadas, lo trajeron a Guadalajara. Juan Carlos, quien se guarda los apellidos, estudió medicina en la Universidad Autónoma del Estado de México y emigró aquí en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. Encontró el primero en un consultorio anexo a una farmacia de genéricos, donde labora de 3 de la tarde a 9 de la noche de lunes a sábado y recibe un sueldo de 2 mil 100 pesos semanales. “Ínfimo” para el esfuerzo que exige prepararse como médico, admite.

Otros doctores recién egresados ni siquiera tienen su oportunidad, pues hasta en estos consultorios generales prefieren a quienes tienen varios años de ejercicio y de no ingresar a una residencia para cursar una especialidad, quedan desempleados o deben ganarse la vida en otras actividades.

El número de consultorios anexos a cadenas de farmacias se multiplicó en los últimos años, y en efecto dan cabida cuando menos a  700 médicos en Jalisco (si se calcula que hay de dos profesionistas contratados –uno por turno- en cada uno de los 370 establecimientos de su tipo registrados ante la Secretaría de Salud), quienes suelen combinar este empleo con su consulta particular o trabajo en otra institución o actividad.

Tal panorama se abre hoy ante las nuevas generaciones de médicos, como Juan Carlos, aunque en su caso el joven doctor confía que su empleo “será algo temporal”.

Del otro lado, los más afortunados son quienes ejercen ya una plaza de médico de primer nivel en instituciones del sector público, pues cuentan con mejores salarios –siete mil pesos promedio- y prestaciones, pero padecen la saturación de servicios y la carga burocrática que se les ha multiplicado.

“Muchos presentan ya síndrome burnout”, apuntó el presidente de la Asociación Médica de Jalisco, Colegio Médico AC (AMJ), Martín Dávalos Gómez, quien en entrevista con MILENIO JALISCO hace una evaluación de los conflictos que enfrenta su gremio, que por cierto hoy conmemora su día.

“Lo vemos con preocupación. Hay muchas cosas que revisar, sobre todo las condiciones en que vienen laborando nuestros médicos, los insumos, la relación médico-paciente, la saturación de servicios que tenemos en la salud pública, creo que eso no está para celebrarlo. Percibimos estrés profesional, un burnout a quienes tienen una plaza;  en los que no, tenemos desempleo”.

La AMJ no cuenta con una estadística exacta sobre médicos desempleados, pero sostiene que no todos los egresados de las escuelas de medicina acreditadas salen con un empleo seguro. “Muchos de ellos tienen problemas para ubicarse, lamentablemente hoy existen otros servicios que pueden ser más caros (que los de salud). Incluso los servicios de alguna estética, de algún adivinador y hasta de remendar una ropa cuestan más que una consulta médica”, sostuvo Dávalos Gómez.

El presidente saliente de la AMJ dijo que no se trata de encarecer el costo del servicio médico, pues éste debe ser asequible a la población pero eso no corresponde con los “sueldos indignos”. Y es que mientras en la mayor parte de consultorios anexos se ofrece un sueldo fijo, aunque no es muy decoroso “sabemos de otros donde se les paga treinta pesos por consulta… y hay partes del país donde nos han reportado que ganan quince pesos”, cuando un corte de pelo puede costar cien pesos en algunas estéticas, ejemplificó.

La AMJ propone que se revisen las condiciones laborales en los consultorios anexos a las farmacias, la contratación y manejo de los establecimientos. “Nos hemos opuesto porque nos preocupa la forma en que se ejerce la medicina, en un cuarto muy pequeño donde no pueden revisar al paciente, donde no le dan seguimiento y qué nivel de medicina se está ejerciendo: si es basada en la evidencia o en la existencia de fármacos en los anaqueles de la farmacia”, subrayó.

Juan Carlos rechazó que obtenga comisiones por la venta de los medicamentos que prescribe. Un rumor que corre con fuerza entre el sector.

El problema del desempleo y los bajos sueldos no es la sobreoferta de médicos en el territorio mexicano ni en el jalisciense, coinciden por separado el director general del Hospital Civil de Guadalajara (HCG), Héctor Raúl Pérez Gómez, y el rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara, Jaime Andrade Villanueva, sino “la concentración de los profesionistas en las grandes ciudades” y “la falta de infraestructura y oportunidades de desarrollo para ejercer en otras localidades”.

Lo anterior, aunada a la demanda de la población en urbes como la Zona Metropolitana de Guadalajara, propicia que los servicios médicos institucionales se saturen y la gente busque otras alternativas de atención, sobre todo ante lo que perciben como un problema de salud menor (que puede no serlo, pero el error en diagnósticos es otro tema).

Ambos entrevistados apuntaron respecto a la profesión que es importante dignificar al médico.

“Yo creo en la cultura del esfuerzo, que en la vida a veces hay que ‘picar piedra’, pero hay situaciones donde no hay que llegar tan bajo, el médico dedica seis años a su formación y se dice fácil, pero no es fácil y en ese sentido desde la AMJ estamos buscando la dignificación de la profesión médica”, concluyó Dávalos Gómez.

En Instituciones Públicas

- 12 mil 779 médicos en Jalisco

- 11, 543 están en contacto con pacientes

- 5 mil 500 laboran para población abierta o no asegurada

Fuente: Secretaría de Salud de Jalisco