Analizará GDL desapariciones de internet

El municipio descartará casos falsos y establecerán contacto con víctimas reales para dar apoyo así como brindar asesoría.

Guadalajara

La estrategia de prevención en materia de violencia de género en Guadalajara no será ajena a las redes sociales, donde últimamente se denuncian desapariciones y casos que en algunas ocasiones son ciertas y en otras son falsas alarmas, por lo que el municipio tapatío pretende dar una "justa dimensión al tamaño del problema", y que tras su intervención se pueda descartar o dar acompañamiento, según corresponda.

El día de ayer, el alcalde Enrique Alfaro, la regidora Guadalupe Morfín y otros funcionarios sostuvieron una reunión del Consejo Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, en donde concluyeron, entre otras cosas, que el problema de violencia contra las mujeres es evidente y existe, pero también hay casos en los que se maneja información falsa.

Hoy por la mañana, el consejo presentará sus conclusiones y dará a conocer la estrategia que llevará a cabo para atender denuncias que se hacen a través de redes sociales y así en el proceso, lograr desechar aquellos casos que contienen información no verídica, en tanto que aquellas que se detecten como denuncias y casos legítimos, tendrán el apoyo de distintas instancias municipales y el gobierno se convertirá en un gestor de las víctimas con la Fiscalía del Estado.

El consejo abordó el tema luego de la serie de denuncias masivas que se realizan a través de redes sociales en donde se habla de intentos de secuestro o desapariciones en agravio de mujeres, en el caso de estos últimos, no obedecen a un patrón en común, sino que los consideran un tema multifactorial, con distintos orígenes y conclusiones.

De acuerdo a registros del Ayuntamiento de Guadalajara, en el año se han documentado cuatro casos de desaparición de mujeres, pero ninguno obedece a un secuestro, pues de estos, tres han concluido con el regreso de la persona que había sido reportada como desaparecida, en tanto que en el caso restante, se ha registrado comunicación de la presunta persona extraviada con sus familiares.

Otros ejemplos se han presentado en casos como el de Evelyn, quien fue reportada desaparecida el 14 de marzo por la mañana, sin embargo, la joven de 17 años había decidido no llegar a su domicilio por decisión propia y sus familiares tuvieron que hacer la aclaración de que se encontraba sana y salva.

Por otra parte, también se registran hechos que han concluido de manera violenta, como la muerte de Paola Ruelas, reportada desaparecida a través de redes sociales el 12 de marzo pasado y localizada muerta dentro de su domicilio.

Otro matiz en el tema se origina por las denuncias de "jaloneos" o "intentos" de secuestro en la vía pública, que son cada vez más frecuentes, sobre todo en jóvenes que parecen ser el blanco de este tipo de situaciones, las cuales se difunden en mayor medida a través de internet.

El 9 de Marzo, Cinthya Martínez fue abordada de manera sorpresiva por un sujeto que circulaba a bordo de un automóvil compacto en color negro con vidrios polarizados.

"Salí del tren (estación Juárez) iba hacia el Centro y se paró un coche junto a donde yo caminaba, yo creí que iba a dar vuelta", señaló la alumna de primer grado del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), pero del coche descendió un sujeto de entre 35 y 40 años que la tomó por la espalda y tapó la boca con una de sus manos.

"Me empezó a jalar como si me quisiera llevar a algún lado, entonces un señor que venía de frente se acercó y le quitó la mano de mi boca y el tipo se subió al carro y se fue, ya el señor me preguntó si estaba bien y me acompañó a la parada del camión", relató la joven.

Cinthya no interpuso denuncia por lo ocurrido porque consideró que "qué iba a denunciar, ni siquiera sé si me querían asaltar o qué, no tengo datos del carro, ni placas, si llego y les cuento eso van a decir que estoy loca y no va a pasar nada", por lo que la única acción subsecuente a lo narrado ha sido la insistencia del padre de la joven para que porte un equipo de descarga eléctrica como arma de auto defensa.

Estos hechos, aunque no todos se registraron en la capital del estado, sino en municipios vecinos, representan polos opuestos que el municipio tapatío considera que no pueden ignorarse, pero tampoco sobre dimensionarse, por ello es que através del Consejo pretenden dar la relevancia adecuada a cada uno de ellos y concentrarse en aquellos que requieren de la intervención de las autoridades, pero a su vez, el gobierno municipal sigue la pista de las denuncias masivas y tratan de dar con el origen de éstas, para que no se conviertan en un tema de psicosis colectiva como la ocurrida en junio de 2013 cuando a través de redes sociales se viralizaron las denuncias de supuestos robos de niños, lo que derivó en que muchos padres decidieran no llevar a sus hijos a la escuela, incluso en algunos casos, algunos planteles suspendieron clases tras una falsa amenaza por parte del crimen organizado para secuestrar y matar a niños al azar en escuelas públicas.


En Zapopan, hubo alarma

En el municipio de Zapopan, en la zona norponiente, la alarma de rapto y robo de muchachas inició desde febrero pasado tras reportarse en redes sociales varios casos, aunque ninguno denunciado ante la Fiscalía del Estado.

Uno de los casos fue la desaparición de una jovencita que había acudido a un centro comercial, situado sobre la avenida Servidor Público casi al cruce con Santa Margarita, pero al no comprobarse la sustracción del sitio, tanto la plaza como la Policía de Zapopan, tuvieron que desmentir los rumores.

"En relación con una serie de mensajes difundidos en redes sociales alertando sobre agresiones contra mujeres en colonias de Zapopan, no tenemos registro de los supuestos hechos y ataques que se narran. Nuestros elementos vigilan las calles del municipio atentos y fomentando la Proximidad Social", indicaron en la cuenta oficial de la corporación a finales de febrero.

Incluso invitan a la gente a que denuncie y reporte cualquier incidente a los números de emergencia 38363600 y 066.