Deben ser recortados 2 mil servidores: Caro

Nómina alta afecta a las finanzas, dice.
Salvador Caro Cabrera.
Salvador Caro Cabrera. (Especial)

Guadalajara

Para los integrantes de la oposición al partido en el poder en Guadalajara, el hecho de que el ayuntamiento tapatío sea uno de los que mayor cantidad de burócratas tiene registrados en su nómina, afecta considerablemente las finanzas del municipio, el cual destina el 54 por ciento del presupuesto con el que cuenta al pago de salario de sus servidores públicos.

El regidor Salvador Caro Cabrera mencionó que la bancada de Movimiento Ciudadano, - a la cual pertenece - “Desde inicio de la Administración pidió al presidente municipal un recorte en la nómina de dos mil personas como parte de un plan de austeridad”, petición que nunca fue atendida por el alcalde Ramiro Hernández, mencionó el edil.

Los regidores de Movimiento Ciudadano propusieron que el recorte fuera a diversas dependencias sin contar Seguridad Pública en donde incluso existe un déficit, pero contrario a esto, el Ayuntamiento de Guadalajara recurrió a la contratación de empleados temporales, conocidos comúnmente como supernumerarios.

En cuanto a que el total del gasto por concepto de nómina rebase el 50 por ciento del presupuesto de la demarcación, Salvador Caro consideró que se trata de una situación que no debería presentarse, pues: “Esto nos puede llevar a un hoyo financiero, jamás la nómina debe rebasar el 50 por ciento del gasto total”.

Pero además de lo que representa el recurso económico, otro aspecto cuestionable sobre la cantidad de servidores públicos, es que la calidad de los servicios no refleja tal inflación en el recurso humano.

“En 1985 en Guadalajara había menos empleados, más habitantes y mejor calidad en los servicios, ahora hay menos habitantes, menos dinero, más empleados y menos calidad en el servicio, eso lo tenemos absolutamente medido”.