Congelar la grasa, una opción para moldear la figura

En la ZMG se ofrece este tratamiento desde mayo pasado para deshacerse de los “rollitos” difíciles en torno al cuerpo.
No todos los "rollitos de grasa" son tratables con este procedimiento, se requiere de un estilo de vida saludable
No todos los "rollitos de grasa" son tratables con este procedimiento, se requiere de un estilo de vida saludable (Especial)

Guadalajara

Cuántas técnicas ha escuchado que existen para tener una figura esbelta, de la que no escapen “rollitos” de grasa por ninguna zona? Vendas, masajes, fajas, cremas, geles, aparatos y, por supuesto, liposucción, sin contar las rutinas de ejercicio, pastillas, tés y dietas… Si ninguna de ellas le ha funcionado, o no le interesa la cirugía, aquí le hablamos de una opción novedosa: congelar.

 

¿Cómo? Con una tecnología patentada llamada Criolipólisis, creada en Harvard y avalada por el Hospital General de Massachusetts, que está en México desde hace un par de años (el primer centro autorizado abrió en el Distrito Federal) y que en esta ciudad se ofrece desde mayo pasado.

 

Este sistema se deshace de la grasa acumulada en las zonas difíciles, como los rollitos de las caderas, el vientre, los costados (flancos) o la lonjita de la espalda, por medio de la máquina CoolSculpting.

 

“Es la única aquí en Guadalajara y en la zona de occidente. El principio por el que funciona es a través del congelamiento de las células grasas. Es importante mencionar que hay otras máquinas, pero CoolSculpting es la única que está aprobada tanto por la Cofepris [Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios] en México, como por la FDA [Administración de Drogas y Alimentos, siglas en inglés] en los Estados Unidos”, destacó la doctora Rebeca Álvarez, quien junto con el doctor Allan Ceballos Pressler ofrece este tratamiento en el Centro Médico Puerta de Hierro.

 

“Es un procedimiento no invasivo. No es cirugía y no se utilizan anestesia, láser o jeringas. No se causan heridas. Se succiona lo que es el rollo de grasa y, a lo largo de una hora que dura el tratamiento, se van congelando las células grasas. Las células se mueren y al paso de las semanas, ya degradadas, se eliminan de forma natural vía linfática y por todos los mecanismos que tiene nuestro cuerpo”, explica Álvarez en entrevista.

 

Los resultados se ven aproximadamente de ocho a 12 semanas después. “No es inmediato, es importante decirlo. Los pacientes van a salir del consultorio idénticos, pero es a partir de las semanas que notarán esta disminución gradual de grasa en el área tratada”, precisa. Sin embargo, la mejor noticia es que los resultados son permanentes.

 

Este sistema puede ser aplicado tanto para hombres como en mujeres a partir de los 18 años. “No es que antes no se pueda hacer, pero buscamos que sean mayores de edad”, señala la doctora, tras añadir: “El candidato ideal es el adulto sano, que lleva una buena alimentación y hace ejercicio pero que tiene un rollito de grasa [grasa de depósito] que por lo general es muy difícil de eliminar, ni con ejercicio ni con dietas”.

 

La especialista aclara que no es un tratamiento para personas con obesidad, porque no van a ver resultados notorios. Tampoco es para combatir el sobrepeso ni para la celulitis. “Es para moldear la figura”, recalca. Sólo requiere seguir con el estilo de vida sano.

De acuerdo con la entrevistada, el uso de CoolSculpting no tiene ninguna contraindicación, salvo que existan lesiones en la piel que se va a tratar, como úlceras. Si la piel es muy flácida, quizá no sea el tratamiento ideal, pues se requiere que la piel tenga una buena calidad para obtener un resultado satisfactorio.

 

“De cualquier modo siempre se contempla la historia clínica, donde se revisa que no vaya a haber ninguna contraindicación médica, y se firma el consentimiento informado”, dice.

 

Cada parte del cuerpo se trabaja en una sesión de una hora. Lo recomendable es tratar en un día, sólo dos ó tres zonas. Con una sesión por zona suele ser suficiente para la satisfacción de la mayoría de los pacientes. La doctora apunta que es posible someterse a una segunda sesión en la misma zona, pero deberán pasar al menos 12 semanas “para que el cuerpo acabe de eliminar las células grasas”.

 

Sobre qué tan oneroso resulta someterse al sistema de CoolSculpting, Rebeca Álvarez comenta que debe tomarse en cuenta que el resultado es permanente y que el tratamiento no es invasivo. El costo actual es de 21,500 pesos la sesión por cada área del cuerpo a tratar.

 

 

Claves

Algunos datos

 

De acuerdo a estadísticas de la Sociedad Americana de Cirugía Estética, (American Society for Aesthetic Plastic Surgery) de 10 millones de procedimientos estéticos realizados en 2009, sólo 15% fueron cirugías

 

El 85% restante de los procedimientos fueron intervenciones no quirúrgicas

 

CoolSculpting utiliza una tecnología patentada llamada Criolipólisis, una de las más exitosas en tratamientos estéticos no invasivos para la reducción de grasa corporal

 

La Criolipólisis consiste en congelar las células grasas, que al degradarse son eliminadas por el organismo

 

Sirve para mejorar el contorno y eliminar rollitos de grasa en zonas difíciles del cuerpo

 

De 2007 a la fecha se han realizado más de 850,000 tratamientos; con 1,900 aparatos CoolSculpting distribuidos en varios países del mundo

 

En México, la marca está disponible desde 2011, a la fecha hay centros autorizados en cuatro ciudades