Las casas de enlace, otra forma de crecer la nómina

De ahí pagan las prestaciones a las que dijeron renunciar, como gasolina y casetas de peaje.
En el rubro que más gastan los diputados es en salarios de personas adicionales al que labora en Congreso.
En el rubro que más gastan los diputados es en salarios de personas adicionales al que labora en Congreso. (Chema Martínez)

Guadalajara

Los diputados locales no han podido reducir el gasto en nómina y ya se terminaron en nueve meses todos los recursos que correspondían al ejercicio anual completo. Pero, además, los recursos que han recibido para casas de enlace los han utilizado, principalmente, para el pago de más personal. De las justificaciones que han entregado los legisladores, casi 59 por ciento corresponden al pago de honorarios, lo que representa más de cinco millones de pesos.

MILENIO JALISCO informó ayer que de los 39 diputados que conforman la Legislatura, sólo dos no han cobrado los recursos correspondientes a la partida de “asignaciones presupuestarias al Poder Legislativo”, coloquialmente conocida como “casas de enlace”. De los otros 37, hasta el mes de julio sólo 14 habían entregado justificación de los gastos; pero no todos lo han hecho del total del dinero que han cobrado, pues en el caso de la diputada de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, sólo ha rendido cuentas de 1.4 por ciento, mientras que los priistas Trinidad Padilla e Idolina Cosío apenas 21.6 por ciento y 12.4 por ciento, respectivamente.

Según documentos entregados a este diario, después de una solicitud de transparencia, los 14 diputados que han rendido cuentas han recibido entre todos 11.7 millones de pesos, pero sólo han entregado justificantes de 8.6 millones de pesos. Sin embargo, si se toma en cuenta a los 37 diputados que han cobrado los recursos de “casas de enlace”, el monto se incrementa a 30.9 millones de pesos, lo que representa que sólo se han justificado 27.8 por ciento del total de los recursos.

El rubro en el que más gastan los diputados es en el pago de salarios. Se trata de personal adicional al que ya labora para ellos en el Congreso del Estado, y que puede ser de alrededor de 11 personas por cada uno.

De hecho, hay casos como el del diputado priista Hugo Gaeta, quien sólo ha entregado comprobantes de pago de nómina por 744 mil pesos, entre los meses de noviembre de 2012 y julio de 2013. Otros legisladores que gastan cantidades importantes en la nómina adicional son los panistas Elías Íñiguez, con más de 757 mil pesos, Jaime Díaz Brambila, con 630 mil, y Gildardo Guerrero, con 563 mil pesos.

Los actuales diputados han señalado de manera reiterada que, dentro de su plan de austeridad, renunciaron a prestaciones como gasolina y la tarjeta de peaje Iave. Sin embargo, lo único que han hecho es pagar con esta bolsa, que también son recursos públicos, esos gastos. Tan sólo de combustibles, los legisladores han presentado justificantes por más de 357 mil pesos.

Sobresale el caso de Roberto Mendoza, del PRI, quien en los meses de junio y julio de este año presentó facturas de gasolina por 42,158 pesos, esto es, al precio actual, 3,410 litros de gasolina Premium o bien, más de 700 pesos diarios en combustible.

Ayer, el diputado del PRI, Martín López Cedillo, uno de los que no han rendido cuentas, entregó copia de los memorándum a través de los cuales informa de la entrega de sus comprobantes de pago, aunque son de una fecha posterior al corte entregado a este diario. Por su parte, Enrique Velázquez, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que tiene todos sus documentos en regla, pero apenas serían entregados al área administrativa.