Le cantaron a sus difuntos en Zapopan

Predominó el olor de las flores y la música en los panteones
El olor de las flores, la tierra mojada y la música se hicieron presentes durante el transcurso del día.
El olor de las flores, la tierra mojada y la música se hicieron presentes durante el transcurso del día. (Milenio)

Zapopan

Amor eterno, Madrecita querida, entre otras, fueron algunas de las canciones que llenaron de vida a los difuntos ayer en el panteón municipal de Zapopan.

El señor Ceferino Rodríguez Hernández llegó desde las ocho de la mañana junto con sus otros dos hermanos que integran un grupo norteño llamado Triángulo Norteño, cada uno con sus respectivos instrumentos musicales le cantaron las canciones que más le gustaba a su mamá, quien hace dos años perdió la vida.

 

“Venimos a recordar a mi mamá. Le estamos cantando Madrecita querida, Un puño de tierra, Árboles de la barranca, son de sus artistas favoritos, a ella le gustaba mucho bailar y cantar. La verdad la extrañamos mucho”.

Durante su visita, que duró alrededor de una hora, limpiaron la tumba que está todavía con tierra, le echaron agua y pusieron flores de Cempasúchil a su alrededor.

“La verdad todavía no hemos juntado dinero para ponerle bonita su tumba a mi mamá, pero mientras Dios nos dé vida, aquí vamos a estar  visitándola y cantándole lo que a ella más le gustaba”.

El olor de las flores, la tierra mojada y la música se hicieron presentes durante el transcurso del día y de entre las más de tres mil personas que se dieron cita este fin de semana, con cubeta y escoba en mano, llegó la familia Benítez García, quienes se dispusieron a limpiar la última morada de su padre.

“Venimos a recordar a mi papá, el señor Candelario Benítez Núñez,  quien murió hace diez años, también a mis abuelitos y otros familiares de él. Ahora le trajimos unas flores, le limpiamos su tumba, le rezamos y de pasadita también a sus vecinos”, señaló una de sus diez hijas, la señora, Bertha Alicia Benítez García.

Así como ellos, más de 200 mil personas visitaron ayer, en Día de Muertos, los cementerios de Zapopan, para recordar a los seres queridos que se adelantaron en el camino.