Fraccionadores amenazan fauna silvestre del bosque

La invasión urbana del bosque La Primavera destruye hábitats in situ, en lo cual, las especies menores poco pieden hacer.
Legalmente, más de un millar de ejidatarios ya tienen quién los represente.
La Primavera (Milenio)

Guadalajara

El rescate de un conejo recién nacido parece poca cosa, pero hacerlo permitió documentar que, además del uso irresponsable de veneno y plaguicidas en la zona agrícola, y los incendios forestales, la invasión urbana del bosque La Primavera destruye hábitats in situ, en lo cual, las especies menores poco pieden hacer.


Este es el informe del caso de un conejo. "Reporte de rescate de cría de conejo silvestre (Silvilagus floridianus). El día martes 23 de abril de 2013 personal de la Dirección Ejecutiva recibió una llamada aproximadamente a las 11:00 en la que le indicaban que una máquina excavadora había estado trabajando en un predio cerca del ejido Emiliano Zapata y la cual al haber hecho remoción de tierra había levantado una madriguera de conejos silvestres, y que solamente se había podido rescatar un conejo neonato que estaba lastimado por acción de la máquina. Se les informó al personal de campo para ver si podían recuperarlo y entregarlo en la oficina con el propósito de realizarle una revisión del ejemplar. La personal de campo con el animal afectado arribó a la oficina aproximadamente a las 17:00 del mismo día. Mencionó que el conejo no había ingerido alimento desde la mañana y dijo que no había recibido ningún tipo de atención médica".


Al hacer la revisión del ejemplar "se observó la corta edad del animal, posiblemente menos de 15 días de nacido, ya presentaba pelaje en todo su cuerpo, pero no había abierto los ojos. Las heridas que presentaba eran heridas sin involucrar los músculos  algún órgano vital. Presentaba un corte desde la parte lateral izquierda del cuello a la altura de las vértebras cervicales hasta las últimas vértebras torácicas. El animalito no venía en muy buen estado por lo que el pronóstico era reservado".


Lo que siguió: "se procedió a hacer  limpiar la zona con solución salina y aplicar una sutura subcuticular tratando de unir el músculo con la piel y cerrando en su extensión toda la herida. Antes fue anestesiado con una mezcla de zoletil-xylacina.  Al terminar la sutura el ejemplar quedó anestesiado y cuando despertó aproximadamente a las 19:00 hrs del mismo día se procedió a darle meloxicam de manera oral y concentrado de leche para alimentarlo".


Desgraciadamente, "la noche del mismo día el ejemplar falleció a  causa de la condición en la que había sido entregado. Este es otro caso de los muchos que se dan en las colindancias del bosque y pocas veces nos enteramos o podemos intervenir", destaca el reporte de la Dirección Ejecutiva de La Primavera