Boa constrictor, historias de vida y muerte en La Primavera

En el año que termina hay al menos tres casos documentados de ejemplares de boa rescatados por el personal de vida silvestre del bosque La Primavera.
En las zonas de bosque y agrícolas la boa hace una gran labor en el control de plagas
En las zonas de bosque y agrícolas la boa hace una gran labor en el control de plagas (Tomada de Wikipedia)

Guadalajara

La Boa constrictor es una de las serpientes no venenosas que dominan el mundo tropical mexicano. Como su nombre lo indica, es constrictora, o mata por asfixia a sus víctimas, aunque las suele devorar cuando aún están vivas, como muchos reptiles. Y si bien muchos se empeñan en verlas como villanas de los dramas del mundo natural, lo cierto es que en las zonas de bosque y agrícolas hacen una gran labor en el control de plagas, sobre todo roedores, lo que no ha sido suficiente para que agricultores y habitantes de asentamientos urbanos las aprecien.

 

En el año que termina hay al menos tres casos documentados de ejemplares de boa rescatados por el personal de vida silvestre del bosque La Primavera, uno fallido (terminó con la muerte del individuo) y dos exitosos. Hay además la inquietante hipótesis de que se estén reproduciendo de forma artificial en los alrededores, aunque los informes de los casos no arrojan más luz sobre el tema. Porque como mascotas, pueden ser peligrosas si no se les maneja de forma adecuada.


Expediente 1. "El pasado viernes 29 de Marzo de 2013, se recibió el reporte de una serpiente que había sido entregada a caseta 1; se trataba de una Boa constrictor de aproximadamente 80 cm de longitud, la cuál había sido resguardada en caseta 1 desde el día miércoles 27 de marzo cuando fue recibida allí aproximadamente a las 18:00 horas. El reporte fue atendido por personal de la Dirección Ejecutiva (Dirección de Conocimiento e Investigación de Vida Silvestre) quien tuvo a su resguardo a la serpiente después de que fue entregada por personal de caseta 1 mientras esperaba el arribo de los Médicos Veterinarios".


Al comenzar los médicos veterinarios la revisión de la serpiente, "nos dimos cuenta de que se encontraba en un grave estado de deshidratación -situación que podemos ver en el estado de su piel y ojos-, se encontraba muy debilitada y no reaccionaba a los estímulos externos, por lo que se le administraron los medicamentos necesarios para sacarla del estado en el que se encontraba".


La boa quedó bajo cuidados de los médicos, pero desgraciadamente, debido al mal estado en el que se encontraba no fue posible que se recuperara y la noche del viernes 29 de Marzo murió.


Expediente 2. "El día 9 de abril de 2013 se recibió una llamada de caseta 1 en la cual indicaban que tenían bajo su resguardo una Boa constrictor, de la cual no pudieron identificar su origen, indicaban que se encontraba lastimada al parecer por mordidas de algún mamífero. Después de la llamada se movilizó hacia el lugar personal veterinario de la Dirección de Conocimiento e Investigación de Vida Silvestre del Bosque la Primavera para recoger a la serpiente y efectuar algún procedimiento médico en caso de que fuera necesario".


Al llegar el médico veterinario zootecnista a caseta 1 "recibió la Boa dentro de un costal y procedió a hacer una revisión del ejemplar. En el cual efectivamente se encontraron dos heridas en el primer tercio del animal, se encontraron en la zona ventral y eran perforaciones aparentemente por colmillos de algún mamífero. Las lesiones aunque dejaban ver una perforación completa a través de ella fueron superficiales y no involucraron daños a ninguna estructura que pudiera poner en riesgo la vida del animal. Eran lesiones relativamente recientes ya que no se presentaba necrosis".


Se procedió a llevar al ejemplar al CIVS Guadalajara, se anestesió y suturó la herida para prevenir infecciones por parte del personal médico del Bosque La Primavera y fue dejado a disposición del personal del CIVS Guadalajara para su rehabilitación y reintroducción. Una hipótesis no agotada es que el ataque pudo provenir de fauna doméstica.


Expediente 3. "Siendo aproximadamente las 14:30 de día 29 de abril de 2013 el personal de la Dirección Ejecutiva recibió una llamada por parte del MVZ Andrés Rodríguez de Semarnat [Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales]. La llamada era para notificar la presencia de una serpiente en una casa en la colonia Miramar, los habitantes de la vivienda reportaron la serpiente en su vivienda y la capturaron para entregarla a las autoridades competentes. Al recibir la llamada se tomaron los datos de las personas que hacían el reporte y personal de la Dirección Ejecutiva se dirigieron hacia la dirección para atender el reporte y ver de qué animal se trataba".


Al llegar a la dirección señalada "nos indicaron que tenían el animal capturado desde ayer ya que había trepado a un arbusto dentro de su casa y había ingerido un ave.  Cuando nos mostraron el recipiente en el cual lo tenían contenido nos percatamos que se trataba de una Boa de aproximadamente 40 cm de longitud que en efecto tenía un bulto en su estómago que recién había ingerido".


Así, "recapturamos al animal para depositarlo en una bolsa de manta para su transporte y dimos una pequeña explicación a los propietarios de la vivienda de la serpiente y de las serpientes que pudieran encontrar a los alrededores y en bosque, se le comentó también de los riesgos que pudieran implicar y los beneficios que estas proporcionan. Se llevo el ejemplar a la oficina y esperó el arribo de personal de Semarnat que pasaron a recoger el animal el mismo día a las 18:00 horas". La duda: "es la tercera boa que es rescatada en los alrededores de caseta 1, por lo que pudiéramos pensar que hubiera algún tipo de UMA o criadero del que se pudieran estar fugando los animales".