Asesinan a un hombre en autolavado

Un sobrino de la víctima logró escapar de la agresión.
El atentado ocurrió sobre la avenida Camino Real a Colima.
El atentado ocurrió sobre la avenida Camino Real a Colima. (Milenio)

Guadalajara

Varios disparos en el rostro y el tórax fueron los que le costaron la vida a Alejandro Hernández Rodríguez Herrera, de 45 años de edad, cuando estacionaba su camioneta frente a un autolavado de la colonia Los Cajetes, en el municipio de Tlajomulco.

Las autoridades que atendieron la emergencia informaron que el hombre recién había llegado al sitio y estaba acompañado de otro hombre, quien era su sobrino, cuando fue interceptado por un sujeto que bajó de un automóvil Mazda, color blanco, y le disparó en repetidas ocasiones para luego escapar del sitio.

Al percatarse de la agresión, el sobrino de la víctima también abordó un vehículo y huyó del sitio, de acuerdo a lo narrado por los testigos a las autoridades que iniciaron la investigación.

Los impactos quedaron en el parabrisas del vehículo y la muerte de Hernández Rodríguez Herrera fue instantánea, pues al arribo de los paramédicos éste no presentaba signos vitales, incluso, se informó que el cuerpo presentaba al menos cinco heridas producidas por proyectil de arma de fuego distribuidas en diferentes partes. Los técnicos en urgencias médicas reportaron el hecho al agente del Ministerio Público para que se iniciara la investigación correspondiente.

Los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses arribaron al lugar para hacerse cargo de la fijación de indicios reportándose el aseguramiento de ocho casquillos percutidos calibre 380.

En el sitio transcendió que entre las pertenencias de la víctima se hallaron 18 mil pesos en efectivo, así como varias credenciales.

Identifican a muerto en panadería

Mario Alejandro Suárez Hernández, de 34 años de edad, es el nombre del supuesto ladrón que perdió la vida en un tiroteo que se registró en una panadería ubicada en la calle Jesús García, en la colonia Santa Teresita, informó el agente del Ministerio Público adscrito al Servicio Médico Forense.

La identificación del hombre se logró a través de una credencial que se halló entre sus pertenencias. El médico legista señaló que Suárez Hernández falleció a consecuencia de seis heridas producidas por proyectil de arma de fuego que sufrió en cráneo, tórax y abdomen.

Al hacer la revisión de la panadería, en donde se suscitó el tiroteo supuestamente por un intento de robo, los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses localizaron una pistola calibre 9 milímetros con quince cartuchos útiles, que se presume portaba Suárez Hernández, y un revólver calibre 38 especial con seis casquillos percutidos.

En el enfrentamiento resultaron lesionados el dueño de la panadería, Salvador Ledezma Orozco, de 66 años; su hijo Eduardo Ledezma Ávila, de 35, y un taxista identificado como Juan Francisco Ramírez Pérez, quien recibió un impacto en el tórax, de esta persona trascendió que habría fallecido ayer, pero ninguna autoridad confirmó el hecho.

El área de Homicidios Dolosos realiza las indagatorias del caso, y mantiene bajo investigación a los dueños de la panadería y dos empleados.

• • •

Consignan a homicida

Francisco Javier Quintero Sánchez, de 22 años de edad, es el nuevo inquilino del Centro Penitenciario de Puente Grande, pues fue consignado ante el Juzgado Cuarto de lo Penal por haber matado a dos hombres y dejar herido de gravedad a otro.

La Fiscalía General del Estado informó que la madrugada del 27 de julio, en la colonia Lázaro Cárdenas, un hombre intervino cuando otro sujeto agredía a una mujer, sin embargo, fue herido tras la discusión.

El hombre se fue a su casa y tras contarle a Francisco Javier, su hermano, éste tomó un arma de fuego y se trasladó a la calle Othon Blanco en donde se enfrentó a los sujetos disparándole en la cabeza a Jaime González Espinoza, de 32 años, quien murió al instante.

Amigos de la víctima se percataron del hecho e intentaron linchar a Francisco Javier y a su hermano por lo que escaparon hacia la casa de ambos en donde se refugiaron, mientras que los sujetos le prendieron fuego a un coche y arrojaron piedras.

Desde una de las ventanas, Francisco Javier disparó nuevamente hiriendo de gravedad a Ismael Lamas Escalante, de 20, quien fue trasladado de urgencia a un puesto de socorros en donde horas más tarde se reportó su muerte.

• • •