El Zapotillo nunca se ajustó a 80 m, reclaman a juzgado

Defensores de "Temaca" interpusieron incidente de incumplimiento de suspensión ante juez de distrito en materia Administrativa.
Los trabajos en la presa lucen avanzados, ya se puede observar lo que será la cortina.
Los trabajos en la presa lucen avanzados, ya se puede observar lo que será la cortina. (Milenio)

Guadalajara

Los pobladores de Temacapulín que se oponen al megaproyecto que amenaza con hundir una historia de más de cinco siglos están dispuestos a ir hasta lo último en su batalla contra la presa El Zapotillo.

Y han pedido al juez primero de Distrito en materia Administrativa y del Trabajo, que les concedió suspensiones judiciales contra la obra, que ésta se ajuste al mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de agosto de 2013: no más de 80 metros de altura.

Guadalupe Espinoza Sauceda, a nombre de Salvemos Temaca AC, ayer le pidió al juzgador tras un escrito largamente argumentado: “Se acuerde de conformidad a lo solicitado por ser procedente conforme a derecho, se garanticen los derechos fundamentales de la quejosa, se señale la fecha para la audiencia de ley y se requiera a las autoridades responsables para que rindan informe en relación con el incumplimiento de la suspensión definitiva”.

El incidente está en el cuaderno de suspensión 1046/2014, “en contra de las autoridades responsables Comisión Nacional del Agua, Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico de la misma dependencia, Gobierno del Estado de Jalisco y Comisión Estatal del Agua, por el incumplimiento de la suspensión definitiva, por defecto en su ejecución, con notoria mala fe y negligencia inexcusable”.

Recuerda: “9 de mayo de 2014, los quejosos presentan recurso de amparo y protección de la justicia federal”, pues en la controversia constitucional 93/2012 la corte invalidó el fundamento del proyecto a 105 metros, un convenio del año 2007 entre Jalisco, Guanajuato y el gobierno federal. Ello regresaba la obra al convenio anterior, de 80 metros.

En las audiencias incidentales del 4 y 26 de junio de 2014 el juez otorgó la suspensión definitiva “para el efecto de que las responsables se abstengan de construir una cortina que sobrepase la altura originalmente autorizada en el convenido de uno de septiembre de 2005, de 80 metros […] hasta en tanto cause ejecutoria la sentencia que al efecto se dicte en el juicio principal del cual deriva la presente incidencia”.

Sin embargo, “podemos afirmar que a lo largo de estos meses, las autoridades responsables no han emprendido las acciones jurídicas, administrativas y técnicas para dar cumplimiento a la suspensión definitiva y por el contrario han venido realizando actos en contra de los derechos fundamentales y la protección más amplia a la que están obligados”.

El abogado señala que la cortina ya está en 80 metros; que los ajustes que eran necesarios para dejarla en esa altura nunca se hicieron por considerarse costosos y complejos y demandar un nuevo proyecto ejecutivo; “A pesar de que la SCJN ordenó la suspensión de los trabajos al llegar a los 80 metros de altura de la cortina, apreciamos que no han empezado los trabajos de remate de la misma y de los vertedores de excedentes, lo que nos genera una grave preocupación de que mantengan la decisión de conservar la altura proyectada que es de 105 metros, en desacato a la mencionada sentencia”, afirma. El juez tiene la pelota en su cancha.