Zapopan ya ha hecho compras a sobreprecio y dirigidas a empresas

El regidor de Movimiento Ciudadano invita a realizar procedimientos transparentes e incluyentes para evitar corrupción en la transacción de artículos de procedencia ilícita.
Augusto Valencia López (centro), regidor de Zapopan por PMC
Augusto Valencia López (centro), regidor de Zapopan por PMC (Milenio)

Guadalajara

El gobierno municipal de Zapopan en más de una ocasión ha realizado compras en las que ha pagado a sobreprecio y beneficiado a un proveedor ya elegido a pesar de procesos de licitación, denunció el coordinador de regidores en el Ayuntamiento de Zapopan del partido Movimiento Ciudadano (PMC), Augusto Valencia López.

“Las luminarias que en su momento también hicimos algún señalamiento, hace poco se expuso en los medios el tema de los juegos infantiles en los parques que compraron también más caros; en un momento se habían comprado a menor precio. El tema de los chalecos que no quedó muy claro, sobre este sobreprecio que se denuncia por las cotizaciones que nosotros seguimos por Internet y el chaleco que compraron para los elementos de la policía. Y si nos vamos van a ver hasta juguetes. En ocasiones van las compras dirigidas. Es una falla generalizada el tema de la compra a sobre precio”, indicó el edil en entrevista para MILENIO RADIO.

Dijo que a través de estas compras se busca devolver favores que el alcalde, Héctor Robles Peiro, recibió durante las campañas en 2012.  Pidió que exista mayor vigilancia por parte de medios y ciudadanía en los procedimientos y decisiones que toma la Comisión de Adquisiciones del Ayuntamiento de Zapopan.

Sobre la reciente licitación hecha para la compra de 200 cámaras de videovigilancia, el regidor contó que encontraron diversas incógnitas que les causaron dudas sobre el proceso limpio. Por esta razón se hicieron los señalamientos que provocaron que los avances de la compra de cámaras a Equipos y Productos Especializados SA de CV se cancelaran y el proceso de licitación se tenga que repetir. 

“Había una cuestión tecnológica que no les permitía participar a todos y que percibían que era un procedimiento ya arreglado. De 31 empresas que invita el ayuntamiento lo curioso es que sólo participan tres, de estas tres que participan una pareciera que no tendría nada qué hacer y el ayuntamiento se perfilaba para adjudicar a la que brindaba los servicios más caro, alrededor de 14 millones por encima de la otra empresa; buscando descalificar a esta empresa por un asunto de forma que podría subsanarse por parte de la comisión y cayendo en cuenta que la empresa que iba a ser adjudicada pues también resulta que tenía una falla en su documentación”, agregó Valencia López.

Indicó que por el momento se emplazó el tiempo para iniciar de nueva cuenta el concurso de licitación para la compra de las cámaras de videovigilancia. Dijo que podría ser a inicios del 2014 cuando se arranque con el procedimiento, el cual, señaló, debe ser transparente e incluyente para evitar espacios para la corrupción.