Vandalismo toma áreas deportivas

Grafitear, drogarse y beber alcohol son las actividades más recurrentes en estos espacios, según señalan los vecinos de estas zonas de recreación.
La mayoría de las bardas perimetrales de estos lugares se encuentran grafiteadas.
La mayoría de las bardas perimetrales de estos lugares se encuentran grafiteadas. (Arturo Ramírez Gallo)

Guadalajara

En un espacio accesible para ejecutar el grifiti se ha convertido la Unidad Deportiva la Tuzanía, en Zapopan. Cada barda perimetral, de las oficinas y de  las canchas de futbol rápido, han sido bien aprovechadas para plasmar el grafiti, tanta es la saturación de estos rayones, que es complicado encontrar un espacio para dejar otra marca.

 “Tienen todo pintado, eso lo acaban de pintar los del Consejo Municipal del Deporte (Comude) será unos tres meses cuando mucho y luego, luego las grafitearon”, contó un vecino de la unidad deportiva, el cual pidió no se publicara su nombre.

La caja de electricidad que enciende las lámparas de la zona se encuentra semiabierta y es fácil presenciar que el cableado fue robado. Por tal razón, la unidad y los callejones de alrededor lucen a oscuras todas las noches, lo que hace más peligroso el andar de los peatones.

“Ya las grafitearon (…) ya maltrataron las mallas e hicieron los boquetes para meterse por ahí. Estas calles están oscuras, así que date cuenta en la noche cómo está aquí. Los boquetes lo hacen puros malvivientes, que no voy a decir que se meten a jugar”, relató otro colono, quien también prefiere el anonimato.

Al recorrer el perímetro de la pequeña, pero muy afectada unidad, se lograron contabilizar al menos tres aperturas en la malla ciclónica de protección. Además de un boquete en la propia barda que permite el acceso gratuito.

Sin embargo, no es la única área recreativa en el municipio zapopano en malas condiciones. El 27 de septiembre del 2012 se inauguró la Unidad Deportiva de Tabachines, en la colonia Cantera Morada, espacio que se compone de canchas de futbol y beisbol, con pasto sintético. También cuenta con una pista de skate y aparatos de gimnasio. Esto fue construido con una inversión de 28 millones de pesos.

A primera vista todo luce bien, casi diario se reúnen a los que llaman “los mejores jugadores de frontón”, sin embargo, las condiciones de las bardas para practicarlas son características: cuarteadas y detalladas con grafiti. Dicen los usuarios: “antes estaban peor”.

Asimismo, los que grafitean, los que se drogan o toman bebidas embriagantes en los espacios destinados para la práctica de actividades deportivas son recurrentes, de acuerdo a los usuarios y vecinos de las unidades del Briseño y San Juan de Ocotán.