Vallartenses reducen poder de adquisición

La población crece a grandes pasos y ha decrecido el empleo formal, según el IMSS.
Las familias han padecido un deterioro en ingresos desde 2008.
Las familias han padecido un deterioro en ingresos desde 2008. (Milenio)

Puerto Vallarta

Tras la crisis económica que inició en 2008, en los últimos años ha habido incrementos salariales de 4 por ciento que ni siquiera han servido para cubrir la inflación y eso ha traído como consecuencia una reducción en el poder adquisitivo de las familias vallartenses, aseguró el economista Hugo Roberto Rojas Silva.

Recordó que ese año inició la crisis económica internacional que particularmente afectó a Puerto Vallarta por lo ocurrido en Estados Unidos y se agravó con la crisis sanitaria por la influenza AH1N1.

“En realidad a principios de 2008 Puerto Vallarta no había tenido una afectación directa real por la crisis financiera, pues en cierto modo los turistas norteamericanos que tenían planeadas vacaciones cambiaron hacia destinos más económicos, como es Puerto Vallarta, en lugar de ir a Europa. Sin embargo, con la crisis sanitaria se comenzaron a ver los grandes problemas”.

La región Costa Norte mantiene un importante crecimiento poblacional; en 1970 apenas representaba el 1.75 por ciento del total de la población del estado de Jalisco y la zona metropolitana de Guadalajara el 49.64 por ciento; para el 2010, la Costa Norte constituía el 3.96 por ciento y la ZMG aumentó a 63.23 por ciento.

Puerto Vallarta atrae a muchos trabajadores de los municipios aledaños y del estado vecino de Nayarit. Por ello, para el 2030 se estima que la Costa Norte represente el 5 por ciento de la población jalisciense y la ZMG el 71.24 por ciento.

“Esto quiere decir que las concentraciones poblacionales en la entidad se están dando en la capital y en las ciudades medias, lo cual traerá como consecuencia cada vez mayores retos en la generación de empleos, infraestructura y oportunidades”, señaló.

En materia de empleo, el máximo histórico se dio en el 2007, cuando hubo 54,474 trabajadores asegurados ante el IMSS, es decir, empleos formales.

“En esos días todavía se decía que en Puerto Vallarta había pleno empleo, es decir, eran pocas las personas que no encontraban trabajo, incluso la construcción de centros comerciales, hoteles, condominios, provocó que se necesitara mucha mano de obra que se trajo de otros estados. El problema es que con la crisis económica, esas personas que se quedaron en la ciudad después se sumaron a la lista de desempleados”.

Y es que en 2010 sólo hubo 49,700 trabajadores registrados ante el IMSS, lo que significa que se perdieron aproximadamente cinco mil empleos formales, es decir, aproximadamente el 10 por ciento del total. En 2012 todavía no se había recuperado la pérdida, pues se tuvieron 50,129.

“Todo esto a pesar del crecimiento poblacional, por eso podemos afirmar que no estamos bien, cada vez hay más demanda de empleo, todos los años tenemos egresados de las universidades que buscan oportunidades y que no se las podemos dar”.

El sector servicios sigue siendo la principal fuente de empleo formal en Puerto Vallarta, pues concentra el 85 por ciento de la fuerza de trabajo, seguido del sector secundario (transformación) con 15 por ciento, mientras que el sector primario (el campo) casi ha desaparecido como sector económico, cuando hace aproximadamente una década representó al menos el 2 por ciento de los empleados.

“Estas cifras nos comprueban que el turismo no representa más del 90 por ciento de la economía, de hecho cada vez hay más trabajos de otras áreas, como son los de gobierno, los servicios financieros, servicios a terceros, que además cada vez tienen más participación del total”, concluyó Rojas Silva.