Usarán dinero de casas de enlace para pagar deudas

Los recursos que no cobraron los diputados Celia Fausto y Miguel Castro, así como los últimos meses de otros seis legisladores.
Ayer el Pleno del Poder Legislativo tuvo sesión extraordinaria
Ayer el Pleno del Poder Legislativo tuvo sesión extraordinaria (Cortesía)

Guadalajra

Los 4.6 millones de pesos que se acumularon de los diputados que no cobraron los recursos correspondientes a la partida conocida coloquialmente como casas de enlace, se destinarán al pago de deudas del Congreso del Estado. Así lo acordó ayer el Pleno en sesión extraordinaria.

La bolsa se integra principalmente por los 14 meses que no cobraron los diputados Celia Fausto Lizaola y Miguel Castro Reynoso, de los partidos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional (PRI), respectivamente. Ambos decidieron que no aceptarían esa prestación, que es de casi 93 mil pesos mensuales, adicionales a su salario.

Además, también estarían disponibles los recursos correspondientes a tres meses que no cobró el diputado priista Joaquín Portilla Wolf, así como dos meses de los cinco legisladores de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda Hoeflich, Fabiola Loya Hernández, Verónica Delgadillo García, Salvador Zamora Zamora y Julio Nelson García.

El diputado Miguel Castro había propuesto que los recursos que él no cobró se destinaran al pago de indemnizaciones, ante el recorte de personal al que se comprometieron los actuales diputados. Sin embargo, su propuesta fue rechazada en la Comisión de Administración, donde su compañero de bancada, Jaime Prieto Pérez, votó en contra, junto con Jesús Palos Vaca, del Partido Verde Ecologista de México.

También en la Comisión de Administración se rechazó la propuesta de la diputada Celia Fausto, de que los recursos que no recibió se destinaran al pago de adeudos.

Ambos legisladores intentaron que sus propuestas se aprobaran en el Pleno del Congreso del Estado, pero sus coordinadores parlamentarios les pidieron retirarlas.

Tras una revisión sobre lo que podría suceder si no se daba un destino a esos fondos, los diputados determinaron que generarían cargos de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco.

En entrevista, Miguel Castro dijo que ya no está en sus manos decidir el destino de los recursos, pero que espera se utilicen en algo beneficioso para los jaliscienses.

El priista Héctor Pizano Ramos, propuso eliminar el reglamento que los obligaba a rendir cuentas de esos recursos, planteamiento que fue aprobado. Sin embargo, a la semana siguiente los legisladores priistas tuvieron que renunciar a cobrar esos recursos. Finalmente, la partida fue eliminada.