Falta de voluntad política, detrás de rechazo a homosexuales

UTEG celebra foro sobre aspectos bio-psicosociales de la homosexualidad
Mientras se debatía la aprobación de la Ley de Libre Convivencia, manifestantes a favor y en contra se plantaron afuera del Congreso.
El reconocido especialista Juan Luis Álvarez Gayou participó en el foro Aspectos bio-psicosociales de la homosexualidad

Guadalajara

La falta de voluntad política está detrás del rechazo a las leyes que reconocen los derechos de homosexuales, sostuvo Juan Luis Álvarez Gayou, investigador en sexualidad humana.

"Los políticos tienen más miedo, de lo que debieran tener", dijo, en referencia a la discusión de leyes que avalan las uniones homosexuales. Ejemplificó que en el Distrito Federal se cuestionó que pasaría con su aprobación. "Y no pasó nada".

El reconocido especialista participó en el foro Aspectos bio-psicosociales de la homosexualidad, en el marco de la 6a Jornada Interacadémica de Psicología convocada por el Centro Universitario UTEG.

"Los políticos tienen que desprenderse de sus creencias personales, pensar en los derechos humanos y ser valientes para aprobar leyes que no van a dañar a nadie y sí van a beneficiar a mucha gente", indicó en entrevista con MILENIO Jalisco.

-Muchos piensan en votos...

"Pues que piensen que del 10 al 15 por ciento del electorado son personas homosexuales o bisexuales; eso es más de lo que pudiera tener un sindicato, de lo que pudiera tener un grupo de derecha. Son muchas más las personas de la diversidad que votarían por ellos", apuntó.

Sobre la adopción por parte de parejas del mismo sexo, Álvarez Gayou afirmó que "las parejas de homosexuales no son ni mejores ni peores papás que los heterosexuales", y de ello se dio cuenta  con más de 100 artículos científicos al gobierno del D.F. que con esta evidencia quitó el candado a la adopción.

Finalmente, el entrevistado opinó que la aprobación de la ley de Sociedades de Convivencia en Jalisco es "un primer paso muy bueno, y luego habrá que dar el otro".

El foro contó con la presencia de decenas de estudiantes de Psicología y la presencia de Familias Diversas, movimiento que apoya a padres y madres de hijos homosexuales y lesbianas.