Toman medidas para prevenir el cólera en Puerto Vallarta

Para evitar el brote de ésta enfermedad se realizan monitoreos periódicos en el área de cloración departamento de calidad, añadió el jefe de plantas potabilizadoras del Seapal.

Puerto Vallarta

A manera de prevención ante la contingencia que se presenta en el país por casos de cólera, manteniendo los adecuados niveles de cloración, al organismo operador del agua en Puerto Vallarta está tomando medidas, aseguró Eliseo Moreno Covarrubias, jefe de la sección de plantas potabilizadoras del Seapal.

Explicó que fue activado el plan de contingencias por los casos que se han presentado en estados vecinos a Jalisco, pues “en este caso tenemos un programa mensual, el cual nos garantiza el abasto y con el cual garantizamos llevar un control de la dosificación en cada instalación con las cuales estamos trabajando”.

Añadió que para evitar un brote de cólera en Puerto Vallarta se realizan monitoreos periódicos en el área de cloración y en el departamento de calidad, esto es, controles de análisis de cloro residual en cada uno de los pozos, galerías y tanques, así como en plantas potabilizadoras, en donde se agrega hipoclorito de sodio.

“Llevamos un consumo mensual, tenemos un control automatizado, en las fuentes de abastecimiento más grandes contamos con un control automático, que nos da una garantía más de que si en dado caso algo pasa en esa fuente, sin necesidad de ir el equipo nos remite una señal”.

Detalló que al agua se agregan dos tipos de desinfectantes, hipoclorito de sodio en una concentración de entre 13 y 14 por ciento, en fuentes pequeñas, y cloro gas, que se utiliza en las plantas que más agua tratan, que es más eficiente y económico en plantas grandes.

Aseguró que ambos procesos tienen la “potencia máxima o el desinfectante ideal para atacar la bacteria del cólera”, no obstante recomendó a los usuarios que si detectan un cambio en el agua lo reporten al teléfono 073.

Explicó que en este tema se basan en la norma oficial NOM 127, que refiere un parámetro para el cloro residual y ante la eventualidad actual se procura estar en el límite máximo.