Suspenden clases en escuela por falta de registro de turno

Alumnos serían cambiados del vespertino al matutino, pero la Secundaria General 143 no cuenta con salones y maestros suficientes para el cambio.
Las aulas en la secundaria general 143 son provisionales y no cuentan con los docentes necesarios para satisfacer a todo el alumnado
Las aulas en la secundaria general 143 son provisionales y no cuentan con los docentes necesarios para satisfacer a todo el alumnado (Arturo Ramírez Gallo)

Guadalajara

Solo un mes les duró el ciclo escolar a los estudiantes del turno vespertino de la Secundaria General 143 Guillermo Chávez Vega, ubicada en el Fraccionamiento
Lomas de San Miguel, en Tonalá, luego de que directivos del plantel informaron a los padres de familia y alumnos que la escuela no tenía registrado dicho turno ante la Secretaría de Educación en Jalisco (SEJ), por lo que suspendieron clases con la encomienda de cambiar a los alumnos al turno de la mañana; sin embargo, no se cuenta con más salones y maestros para atenderlos.

El 14 de julio de este año se publicaron las listas de admisión donde los adolescentes fueron designados a otros planteles educativos situados en las colonia La Jauja y Puente Grande, a siete kilómetros de la Secundaria Guillermo Chávez Vega, por lo que los padres pidieron la intervención de la SEJ para que se abriera las clases en el horario de la tarde. 

Dicha secretaría habilitó el turno de la tarde y comenzaron las clases con normalidad, pero el 18 de septiembre se les informó que las clases de la tarde no estaban registradas, por lo que “después de recibir la información, acudimos a las oficinas de la Delegación Regional de la Secretaría de Educación (DRSE),
ubicadas en González Gallo, a solicitar mayor información al respecto y nos informaron que efectivamente el turno vespertino no existe”, señala un documento
entregado por los jefes de familia a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) y del cual MILENIO JALISCO posee una copia.

“Matriculamos a nuestros hijos y nos decían que en el turno de la tarde no estaba autorizado porque no había el espacio. Posteriormente salen los listados y ya aparece el turno de la tarde. Pagamos nosotros la aportación de 200 pesos, compramos los uniformes de nuestros hijos y, de repente, ya resulta que ya no
tienen clases porque no tienen maestros asignados en el turno”, contó uno de los afectados, que prefirió el anonimato para evitar represalias.

Ante la omisión de la autoridad de Educación en la entidad, alrededor de 40 papás firmaron un documento que entregaron el viernes 19 de septiembre a la CEDHJ, ya que aseguran que el derecho a la educación que tienen sus hijos no se ha brindado oportunamente. 

Los quejosos piden que se sancione al responsable de este caso al interior de la SEJ, esto porque consideran que esta problemática les provocó la pérdida de tiempo y dinero. Actualmente los niños reciben clases por parte de profesores voluntarios que apoyan sólo por algunas horas del turno dentro de las mismas instalaciones. Los padres de familia se reunirán hoy a las 13:30 horas a las afueras de la secundaria para exigir una respuesta a la Secretaría de Educación y reprochar en las condiciones en las que se otorgan clases pues aún funcionan en aulas provisionales.