Suma Ayón 4ta. denuncia, ahora es el ayuntamiento

La investigación que llevan a cabo hasta el momento revela que exigía dádivas y amenazaba a trabajadores de panteones con destituirlos.
El director jurídico del ayuntamiento tapatío se presentó en la Oficialía de Partes de la Fiscalía a presentar la denuncia.
El director jurídico del ayuntamiento tapatío se presentó en la Oficialía de Partes de la Fiscalía a presentar la denuncia. (Cortesía)

Guadalajara

La cuarta denuncia penal en contra de la regidora tapatía Elisa Ayón Hernández fue presentada ayer en la Fiscalía Central por parte del director jurídico del Ayuntamiento de Guadalajara; una noche anterior, la funcionaria acudió a declarar ante el Ministerio Público con relación a las otras tres denuncias que hay en su contra por supuestos actos de corrupción.

Javier Salas Mejía, director jurídico de lo contencioso, dijo que la denuncia se presentó a raíz de las declaraciones que se tomaron de la oficina de Combate a la Corrupción y Contraloría.

Actualmente esta última dependencia sigue una investigación administrativa para buscar más funcionarios que se encuentren involucrados.

El director jurídico mencionó que la investigación reveló que Elisa Ayón exigía dádivas, parte del salario de algunos funcionarios, los amenazaba con destituirlos de sus cargos si no colaboraban en sus peticiones y los obligaba a comprar boletos de sorteos.

Dichos señalamientos lo hacen en base a declaraciones de ocho trabajadores de la Dirección de Panteones, las cuales se anexaron a la denuncia presentada la noche de ayer.

Los empleados también indicaron que la regidora los obligaba a comprar boletos para sorteos de carros que ella misma organizaba y si no lo hacían los amenazaba.

Cohecho, abuso de autoridad y otros delitos que pudieran resultar en las indagatorias son por los cuales se presentó la denuncia, la cual se suma a la que interpusieron integrantes del Partido Acción Nacional, Movimiento Ciudadano así como otros empleados de la misma Dirección de Panteones.

Salas Mejía informó que entre hoy o a más tardar el próximo lunes, se ampliarán declaraciones de otros servidores públicos. Incluso podría presentarse otra denuncia en caso de que comerciantes se sientan afectados por extorsiones cometidas por la funcionaria.

Una noche anterior, la regidora priista acudió junto con su pareja sentimental a cumplir con el requerimiento de la autoridad ministerial, pues ambos debían rendir declaración al ser señalados de corrupción, incluso, trascendió que el citatorio fue recibido en la casa que comparten y que la participación del novio era activa en las reuniones de carácter privado.

Sobre la situación legal de Ayón Hernández, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, fiscal general del estado, confirmó que la regidora no podrá enfrentar un procedimiento penal hasta que el Congreso del Estado le retire el fuero.

“Elisa Ayón, así no sea regidora, así pida licencia, la única forma de juzgarla es cuando el Congreso le quite el fuero”, explicó.

Hasta el momento no se ha solicitado una orden de aprehensión contra Ayón Hernández, pues según Nájera Gutiérrez de Velasco “si nosotros logramos integrar alguna averiguación, si nosotros logramos que se le finque una responsabilidad por parte del juez, vuelvo a repetir, la fiscalía no gira órdenes de aprehensión, son los jueces”.

Durante todo el jueves, en el Ayuntamiento de Guadalajara hubo gran expectativa por el regreso de la regidora.

En su oficina se encontraba su secretaria y sus asistentes que la esperaban, la placa con el nombre de la regidora suplente, Akemi Isabel Rizo fue retirada, pero ayer aún no se colocaba la de Ayón.

Se dijo que acudiría a las 10:00 horas, lo cual no sucedió, más tarde el rumor fue que llegaría a las 15:00 horas cuando se completaran las 72 horas, pero tampoco se presentó. Su teléfono celular lo contestaba un hombre de nombre Víctor, quien aseguraba que Ayón estaba en una reunión.