Suben multas por invadir espacios preferenciales

De enero a abril la policía vial ha levantado 684 folios por esta falta. La cifra representa 88% de las infracciones impuestas durante todo 2013.
La obstrucción de rampas en la vía pública también amerita sanción.
La obstrucción de rampas en la vía pública también amerita sanción. (Milenio)

Guadalajara

El primer sábado de junio sorprendió a algunos tapatíos, toparse con sillas de ruedas obstaculizando los cajones de estacionamiento en un centro comercial. El ejercicio, impulsado por la sociedad civil, tuvo por objeto causar impacto en los conductores y mover conciencias. En la cotidianeidad, sin embargo, la falta de respeto a los espacios exclusivos para personas con discapacidad motora, es una práctica recurrente que se soslaya y que, no ha decrecido.

Tan sólo en el primer cuatrimestre de 2014 casi se han triplicado las multas por invadir espacios de estacionamiento y rampas exclusivas para este grupo de población, respecto al 2013. La Secretaría de Movilidad del Estado (Semov), informó a MILENIO JALISCO que de enero a abril del presente año, agentes de la policía vial han levantado 684 folios por esta falta administrativa. La cifra representa 88% de las infracciones impuestas sólo por esta autoridad durante todo el año pasado: 777 en total.

En respuesta a una petición de información basada en la Ley Estatal de Transparencia, la Secretaría de Planeación, informó que la recaudación por este concepto de multa ascendió a 257 mil 810 pesos durante 2013; y suman ya 78 mil 483 pesos recaudados en el cuatrimestre enero – abril de 2014… y aún así pareciera que los conductores, aún están lejos de respetar el estacionamiento preferencial e insisten en ocuparlo o colocar su auto en el paso de una rampa para silla de ruedas.

“Es que nomás vine por la ropa… rapidito, no me tardé nada”, respondió una mujer inquirida tras salir de una tintorería con varias prendas y abordar a toda prisa su camioneta, que al partir dejó ver el gran símbolo azul pintado sobre el piso. Ella, sin serlo, invadió un lugar reservado para discapacitados. Nadie en la plaza –prácticamente vacía en una mañana de jueves- se dio por enterado.

Contra esta irrespetuosa costumbre, las autoridades han recurrido a aplicar operativos para aplicar las infracciones previstas en la ley de Movilidad y en las leyes de ingresos de los ayuntamientos metropolitanos, y llegado a imponer hasta 200 infracciones en un solo fin de semana (como hizo el Ayuntamiento de Zapopan a fines de 2012). Luego el olvido.

Para Héctor Figueroa Solano, secretario ejecutivo del Consejo Estatal para la Atención e Inclusión de Personas con Discapacidad (Coedis), el problema es de origen cultural. “No podemos decir si casi 700 multas es mucho o poco… no debería haber ninguna”, respondió a este medio sobre las infracciones impuestas sólo por la Semov este año.

Por ello consideró interesante la iniciativa de la revista Levántate y la Fundación Sara AC, al lanzar la campaña ¿De verdad quieres mi lugar? mediante la intervención de cajones de estacionamiento para confrontar a los conductores, que no suelen pensar en el usuario de silla de ruedas y en la importancia de ese espacio para poder ejercer el derecho a lo que el resto es natural: el libre tránsito

“Se necesita un espacio de estacionamiento exclusivo, no sólo en función de la cercanía, sino porque los vehículos en que se trasladan requieren un lugar más amplio para abatir toda la puerta y descender la silla de ruedas o la andadera”, describió el entrevistado. Y tener en cuenta que puede requerir ayuda de otra persona. Movilidad que no es posible en un cajón de estacionamiento convencional, donde los usuarios en silla de ruedas se exponen a ser arrollados al moverse entre los autos y a una altura en la que no son visibles por completo para los otros conductores.

Figueroa Solano apuntó que esta invasión de espacios no debe darse ni siquiera por personas con otra discapacidad: “nosotros los ciegos o los que no tienen capacidad auditiva no requieren de esta preferencia… porque nuestro problema no es motor”.

En ese sentido, nuevamente puso como un pendiente el difundir y replantear el uso de calcomanías para registrar los vehículos para personas con discapacidad. Al seno del Coedis se ha hablado de usar una placa movible que pueda colocarse en los autos que son para el traslado de la persona con discapacidad; pero pueda cambiarse cuando la persona se traslade en otro vehículo.

Espacio Preferencial

Sólo 2% de los cajones en estacionamientos públicos o de establecimientos comerciales y de servicios a la población (bancos, restaurantes, hospitales, etcétera) se destinan para personas con discapacidad

En Jalisco se estima que 5.1% de la población tiene discapacidad

De acuerdo con el artículo 87 de la Ley de Movilidad, fracción II b, el transporte especializado para personas con discapacidad requiere de un permiso

En los ayuntamientos metropolitanos la Dirección de Estacionamientos tramita la acreditación de un vehículo para personas con discapacidad

La Ley para la Atención y Desarrollo Integral de Personas con Discapacidad contempla en su artículo 76, fracción I, multa equivalente de 10 a 50 veces el salario mínimo vigente en la ZMG, a quienes ocupen indebidamente los espacios de estacionamiento preferencial

El artículo 169 de la ley de Movilidad prevé además el retiro de la circulación del vehículo que obstruya estos espacios

En 2013 la Secretaría de Movilidad levantó 777 infracciones a quien indebidamente ocupó los espacios de estacionamiento preferencial

En el primer cuatrimestre de 2014 van 486 infracciones levantadas

 

Fuente: Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco. Ley para la Inclusión de Personas con Discapacidad. Secretaría de Movilidad. Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas.