Suben deuda municipios hasta 3,200 %

De la Zona Metropolitana de Guadalajara, Juanacatlán destaca al registrar alza de 1,800 %.
Talpa de Allende es el segundo municipio que subió más su deuda.
Talpa de Allende es el segundo municipio que subió más su deuda. (Especial)

Guadalajara

Pese a que el estado de Jalisco cuenta con la mayor deuda municipal acumulada del país, a lo que se suma la exigencia a los municipios de evitar endeudarse pues no habrá un rescate formal por parte de la autoridad hacendaria, 39 municipios de la entidad han incrementado su deuda desde el inicio del periodo 2012-2015 a la fecha, según se desprende de un análisis realizado por MILENIO JALISCO.

De acuerdo a la Secretaría de Hacienda, en el reporte de deuda pública de entidades federativas y municipios  2014, al tercer trimestre del año de 125 municipios con que cuenta la entidad, 39 decidieron emprender la vía del endeudamiento, incrementando los pasivos hasta un 3,200 por ciento.

Tras comparar el tercer trimestre del 2012 con el tercer trimestre del 2014, se aprecia también que 56 ayuntamientos no incrementaron su deuda o lograron alguna disminución, 24 administraciones no tienen deuda, en tanto que 6 municipios liquidaron sus empréstitos.

Siete municipios del estado, todos gobernados por el Partido Revolucionario Institucional, aumentaron su deuda más del mil por ciento, en tanto que 14, cuatro de ellos gobernados por el partido Movimiento Ciudadano, incrementaron su deuda desde un 100 hasta 500 por ciento, en el resto el alza fue de uno o dos dígitos.

El municipio que más incrementó su deuda fue el de Amacueca, ayuntamiento que pasó de deber solo 100 mil pesos a más de 3 millones 300 mil pesos, y aunque la cifra pudiera parecer pequeña representa el 18 por ciento del total del presupuesto anual de esta localidad.

El pasivo corresponde a dos créditos contratados con Banobras por la Administración que encabeza el alcalde del PRI, Enrique Rojas Díaz, el primero de ellos el 30 de junio del 2013 por 700 mil pesos cuyo saldo al tercer trimestre de 2014 era de 410 mil 577 pesos. El segundo crédito se contrató el 30 de diciembre de 2013 por un monto de 4 millones 437 mil pesos del cual a la fecha se deben más de  2 millones 843 mil pesos.

 El segundo municipio que incrementó su deuda de manera importante fue el de Talpa de Allende, Administración que encabeza el alcalde priista, Héctor Javier Palomera Uribe, cuya deuda pasó de 500 mil pesos a 11 millones 800 mil pesos lo que representa un alza de 2,400 por ciento.

Los pasivos corresponden a tres créditos contratados con Banobras, dos de ellos en el 2013, por un monto total de 12 millones y medio de pesos y uno más otorgado por la institución en febrero de 2014, por un millón y medio de pesos más. Del monto total apenas se han liquidado 2 millones 100 mil pesos.

Los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara no están exentos de un incremento sustancial en su deuda, tal es el caso del municipio de Juanacatlán, encabezado por el alcalde del PRI, José Pastor Martínez Torres, quien recibió una Administración con pasivos que apenas sobrepasaban los 500 mil pesos.

Sin embargo, a unos meses de iniciada su Administración contrató un crédito con la banca múltiple por un monto total de 8 millones y medio de pesos, el 8 de noviembre de 2012, con la institución denominada Bansi. Cabe destacar que de los municipios que incrementaron su deuda más de mil por ciento, Juanacatlán es el único que contrató una línea de crédito con una institución diferente a Banobras.

En promedio entre los municipios que subieron sus pasivos con porcentajes que van desde 1,100 hasta 3,200 puntos, la deuda corresponde al 17 por ciento del presupuesto anual, sin embargo, en los casos de Acatlán, Villa Purificación y Tizapán el Alto, los pasivos corresponden al 45, 35 y 30 por ciento respectivamente de su presupuesto anual.