Citarán al secretario de Movilidad

Comisión legislativa considera que no hay condiciones para que se autorice.
Los diputados acordaron que era necesaria su presencia
Los diputados acordaron que era necesaria su presencia (Cortesía)

Guadalajara

Porque no hay condiciones para que en estos momentos aumente la tarifa del transporte público, los diputados que conforman la Comisión de Asuntos Metropolitanos del Congreso del Estado acordaroncitar al secretario de Movilidad en la entidad, Mauricio Gudiño Coronado. La intención es pedir al funcionario que explique cuál es el fundamento para autorizar el incremento.

 

Lo anterior se determinó ayer, en la sesión que llevó a cabo la comisión legislativa, en la cual también se determinó que se invitará a la comparecencia al director del Instituto de Movilidad, Mario Córdova España.

 

Los diputados del partido Movimiento Ciudadano (PMC), Clemente Castañeda Hoeflich y Verónica Delgadillo García, coincidieron en que parece inminente que hoy se autorizará el incremento de un peso, una vez que se reúna la comisión tarifaria, con ese objetivo.

 

El presidente de la Comisión de Asuntos Metropolitanos, el diputado de PMC, Salvador Zamora Zamora, dijo por su parte que no hay condiciones para que se autorice el incremento, pues el transporte público no ha mejorado. Ante esa situación, consideró que es necesario que los funcionarios responsables del área acudan a dar una explicación.

 

Clemente Castañeda añadió que las autoridades estatales deben exponer a los jaliscienses las razones por las que se tomará esta medida, que significar una “lesión” a su economía familiar.

 

El consejo que define la tarifa del transporte público en el estado se reuniría hoy, para analizar la propuesta de los transportistas para que el precio del transporte público aumente 1.50 pesos más. Versiones de actores políticos de la ciudad, especialmente de los partidos Acción Nacional y Movimiento Ciudadano, han asegurado que ya hay un acuerdo previo para autorizar un peso más, es decir, que el camión costaría 7 pesos, pero el Ejecutivo lo ha negado.